DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO (Argentina 1811 - 1888)

Recuerdos de provincia (fragmento)

"Las publicaciones periódicas son en nuestra época como la respiración diaria; ni libertad ni progreso, ni cultura se concibe sin este vehículo que liga a las sociedades unas con otras y nos hace sentirnos a cada hora miembros de la especie humana por la influencia y repercusión de los acontecimientos de unos pueblos sobre otros. De ahí nace que los gobiernos tiránicos y oriundos necesitan, para existir, apoderarse ellos solos de los diarios y perseguir en los países vecinos a los que pongan de manifiesto sus inseguridades. "

jueves, 21 de mayo de 2009

UN DIA EN GRIS Y VERDE...

Ciudad, edificios, cuadrados rectangulares, altos, grises, apuntan al cielo azul.
Vuela una paloma gris.
En su pueblo las palomas son blancas.
Aquí ulular de sirenas.
En su pueblo lo despiertan las campanas.
La bandera roja azul y blanca ondula, sus estrellas son inamovibles, de día y de noche, con sol o con lluvia.
Es el símbolo del nuevo mundo.
Representa la prosperidad y el bienestar.
Pero es solo eso: una bandera.
La desolación invade su cuerpo.
Tiene frío.
Hoy es un día diferente.
Su mano se cierra sobre la apretada chaqueta y sobre el ruido de las tripas vacías.
La otra mano se aferra a la desnudez del arma, acerada, fría.
Hoy no va con el rebaño de desocupados, camina sobre el puente cargado de coches.
El agua no llega a reflejar su cara asomando por la maciza estructura metálica.
Mira hacia la ciudad que bajo la niebla parece más gris.
La bandera ondea indiferente.
Una paloma blanca pasa rasando cerca suyo.
La mira alejarse rumbo a su hogar.
Reflexiona, roza el arma, fría y gris como la ciudad de las estrellas.
La quita del bolsillo, la mira y cree escuchar sonido de campanas.
Su pensamiento se tiñe de esperanza y tirando el revólver que gira varias veces antes de caer en las oscuras aguas exclama:
- ¡Me vuelvo al pueblo! – y se encamina decidido hacia el verde.

4 comentarios:

fonsilleda dijo...

¡Menos mal!, pensé que me iba a encontrar con un mal final. Porque, lo de regresar, a veces es la única o mejor solución.
¿Por qué sufrir tan lejos?.
Buen texto, querida dama.

Manel Aljama dijo...

Un bonito cuento en verso o un poema en casi prosa que invita a la reflexión. También me pasó lo mismo que fonsi, pero afortunadamente el final no pudo ser más poético si cabe.

JAVIER AKERMAN dijo...

Una entrada para releer muchas veces querida amiga.
Besos,

Susana de Argentina dijo...

Besitos Rosa María!! me gustó mucho!!