domingo, 17 de marzo de 2013

OLOR A LAVANDA



Hoy el alma duele,
se han perdido
en el tiempo y el apuro
del moderno vivir
el olor de la lavanda
en las sábanas planchadas.
No hay armarios como antaño
con grandes manteles
que la prisa aparta.
No se apilan
los pañuelos olorosos
todo es breve,
descartable y con premura.
Hoy me duele el alma
se han perdido
en el tiempo y el apuro
del moderno pasar
costumbres de ternura
y amores de valor incalculable.
Perdido por perdido
hasta se ha perdido
el habla…
Pero no todo está perdido
pues rescato del pasado
el recuerdo en los sentidos
y ya huelo la lavanda.


7 comentarios:

Francisco Espada dijo...

La memoria es una buena aliada, Rosa María. Con ella recuperamos las voces, las estampas, los aromas...

Un abrazo

Unknown dijo...

y es imborrable ese olor.
Saludos
David de observandocine.com

esteban lob dijo...

Huelo contigo, Rosa María, el suave aroma a lavanda.

Un abrazo.

isabel dijo...

Recuerdos y recuerdos... a ropa recién planchada y a lavanda en los armarios.
Bello poema, Rosa Mª gracias por compartir.

Un abrazo.

RosaMaría dijo...

FRANCISCO ESPADA: cierto amigo, especialmente cuando el otoño llega y nos replegamos un poco. Saludos y cariñosas Pascuas.
UNKNOWN:así es, gracias y Buena Pascua.Besos.
ESTEBAN LOB:Se siente tu compañía, gracias por venir y que pases una hermosa Pascua.Abrazote.
ISABEL:gracias a vos por visitarme y dejar tus palabras. Una Feliz Pascua. Abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Yo también lo huelo.
Delicioso.

Besos.

RosaMaría dijo...

TORO SALVAJE: a qué es inolvidable? Gracias por venir. Besos.

A PESAR DEL TIEMPO

Rosas a la espera, nobles. Aún sin agua siguen abriéndose al sol, a la luz, esperando que alguien se asome a esa puerta añeja y despintad...