DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO (Argentina 1811 - 1888)

Recuerdos de provincia (fragmento)

"Las publicaciones periódicas son en nuestra época como la respiración diaria; ni libertad ni progreso, ni cultura se concibe sin este vehículo que liga a las sociedades unas con otras y nos hace sentirnos a cada hora miembros de la especie humana por la influencia y repercusión de los acontecimientos de unos pueblos sobre otros. De ahí nace que los gobiernos tiránicos y oriundos necesitan, para existir, apoderarse ellos solos de los diarios y perseguir en los países vecinos a los que pongan de manifiesto sus inseguridades. "

martes, 18 de agosto de 2015

DUELEN LAS VUELTAS



Vueltas y vueltas, sacudidas oscuridad agitación ruido, monocorde ruido.
Cinco, cuatro, seis, dos, uno y vuelta, vuelta a dar vueltas, no hay atisbo de cuerpo, de mi cuerpo, de mi mano que en un momento fue parte, agitando, volteando.
Seis, uno, tres, cinco, dos y no estoy, no soy, doy vueltas y vueltas en la oscuridad, ahora vuelvo a voltear  y caigo.
Uno, uno, tres,  uno, cinco, es otra mano la que agita, me retuerzo doy vueltas y más vueltas, pero no me encuentro, no soy.  Soy sólo números,  escindido, separado, desmembrado.
Cinco, seis, cuatro, tres,   dos, caigo, giro resbalo me asomo, miro desde dentro  nadie me ve, grito, nadie me oye,  nadie me ayuda.
Dos, dos, uno, cuatro, cinco, todo sigue igual, me duele cada parte que hace ruido, que se golpea que se sacude agita y cae rodando, rodando, girando,  girando, golpeando  y  duele, duele.
Otra vez oscuridad, agitación, ruido, monocorde ruido.  
Otra vez, otra vez… Una vez más, una vuelta más…
Uno, uno, uno, uno, uno, soy yo que vuelvo, soy Uno, me agito, regurgito, grito, miro, toco, sé que soy yo, que soy Uno, Uno, Uno, Uno, Uno.
Unidad invisible e indivisible que aún corpórea, da vueltas y vueltas, se agita, cae y recae, se retuerce escindido,  rodando, girando golpeando como si  siendo Uno no hubiera atisbo de cuerpo.

Duele, duele seguir atrapado en este juego que no me suelta que se hizo dueño de mi. Soy Uno que sigue atrapado en este cubilete purgando el pecado de todos los jugadores del mundo.



14 comentarios:

Elida de Diego dijo...

Precioso relato Rosi !!! como todo lo qué publicas, Besitos !!!

Ricardo Tribin dijo...

Vueltas y mas vueltas, muy querida Rosa María.

Se me asemeja mucho a los humanos de hoy tan concentrados en sus móviles, tabletas, etc.

Te dejo un abrazo grande.

RosaMaría dijo...

ELIDA DE DIEGO: gracias amiga, el invierno invita a divagar y a veces no sé de dónde me vienen las ideas... Pasa lo mismo contigo que vuelcas todo en lo manual. Besos.
RICARDO TRIBIN: Qué buen parangón has hecho, realmente es así. Yo doy vueltas en el invierno, tratando de paliar el aburrimiento de tanta lluvia y desgracia en el país, cosa que aún no se soluciona y produce una gran impotencia. Besos y gracias.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

De tumbo en tumbo se nos pasa la vida, es como una rueda que gira sin parar.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

A veces caen en buenas manos y son vueltas calidas
Gracias por tus sentires, por aca las aguas estan bajando en el Interior y las familais llegan a sus hogares.
La Cruz roja siempre en solidaridad ha recabado cantidades de donaciones que parten asi los lugares necesitados
El ejercito con sus cocinas de campaña ayuda en las zonas
Por aca donde vivo no se producen gracias a Dios.
Cariños y a pesar de todo buen fin de semana

Franziska dijo...

Filosofica está hoy mi señora. Cada uno de nosotros está donde la vida lo ha colocado. La única opción que nos queda es adaptarnos para no sufrir en exceso. Es verdad, estamos atrapados en las circunstancias. Sin embargo, ese humilde uno, el que menos cuenta de todos, muchas veces ha proporcionado la victoria justo por llegar a tiempo.

Un abrazo. Franziska

RosaMaría dijo...

RAFAEL HUMBERTO LIZARAZO: si, y fíjate que raro sentir me ha inspirado. Abrazo
ABUELA CIBER: Gracias amiga, me alegra que todo se esté encauzando, Un abrazo
FRANZISKA: Un comentario no menos filosófico que lo mío. Gracias y un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Yo me fugué del cubilete.
Estaba cansado de tantas vueltas y vueltas...

Besos.

Marina Fligueira dijo...

Rosa Mari, te escribo desde mi móvil, no me encuentro en casa.
Interesante lo que nos dejas,
La vida es eso la pasamos dando vueltas ocupando siempre nuestro lugar que muchas veces no es apreciado como se merece.
Espero que estas letras lleguen sin dificultades.
Un abrazo grande y mi gratitud.
Hasta prontito.

RosaMaría dijo...

TORO SALVAJE: jajaja... A veces hay que fugarse. Gran verdad. Abrazo
MARINA FLIGUEIRA: Un abrazo y gracias por leer mis locuras. Abrazo también para ti.

Marina-Emer dijo...

BUENAS NOCHES...
perdona no vine antes llego ahora del pueblo cansada y no muy bien
Gracias por tu comentario en mi blog ...
Marina Pastor

esteban lob dijo...

Se me asemeja RosaMaría, a la cuenta fatídica de un knock out en el boxeo, en que semi-aturdido el perdedor escucha vagamente que le cuentan hasta diez...pero al combate siguiente puede que la cuenta la reciba su rival. Son las vueltas de la vida.

Abrazo.

Josefa dijo...

Vueltas y vueltas así es la vida. Me gustó tu relato.
Un abrazo desde Barcelona.

RosaMaría dijo...

ESTEBAN LOB: qué interpretación amigo! No se me ocurrió pensar en ello, surgió y listo. Beso
JOSEFA: gracias Josefa. Beso grandote.