viernes, 9 de diciembre de 2016

FERREIRA GULLAR - POESÍA

Fallece el 4 de diciembre de 2016

Traducirse

Una parte de mí
es todo el mundo:
otra parte es nadie:
fondo sin fondo.

Una parte de mí
es multitud:
otra parte extrañeza
y soledad.

Una parte de mí
pesa, pondera:
otra parte
delira.

Una parte de mí
almuerza y cena:
otra parte
se espanta.

Una parte de mí
es permanente:
otra parte
se sabe de repente.

Una parte de mí
es sólo vértigo:
otra parte,
lenguaje.

Traducir una parte
en la otra parte
que es una cuestión
de vida o muerte –¿será arte? 
"


 - José Ribamar Ferreira -   (Brasil, 1930-2016)

8 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Así como todos tenemos algo de ángeles y algo de demonios, así también algo de locos y algo de cuerdos. En suma, mineral de oro que necesita pasar por el crisol donde deshacerse de las impurezas.

Saludos.

Mari-Pi-R dijo...

Algo siempre tenemos de una doble personalidad.
Un feliz fin de semana.

TORO SALVAJE dijo...

No sabía quien era.
Ahora ya sí.
El poema es excelente.
Gracias.

Besos.

Franziska dijo...

Una parte de mí
es permanente:
otra parte
se sabe de repente.

Estos cuatro versos que es, en realidad, un solo pensamiento, es genial en su argumentación y contenido. No conocía a este autor. Trataré de localizarle en la biblioteca. Ya supongo que no será fácil pero, a veces, hay sorpresas.

Un abrazo. Franziska

esteban lob dijo...

Poesía llena de matices. Subyuga y sorprende.
Gracias Rosa María por mostrarla.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Gracias por compartir su poesía y dejarnos conocer parte de su obra.

Abrazos.

RosaMaría dijo...

FRANCISCO ESPADA: gracias por tu interesante comentario. Abrazo
MARI-PI-RI: así es la personalidad se disfraza a veces según lo necesite. Abrazo
TORO SALVAJE: me gusta saber que pongo algo afín a los amigos. Besoç
FRANZISCA: cuánto me alegra que despertara tu interés. Abrazo grandote
ESTEBAN LOB: Es tal como lo pones. A mí también me sorprendió e impresionó. Abrazoç
RAFAEL HUMBERTO LIZARAZO: y a ti por venir y estar siempre. Abrazo

Josefa dijo...

Que alegria he sentido al leer tu comentario en el blog de josefa.
Bonito poema compartes. Gracias por dar a conocer la obra de José Ribamar. No lo conocía.

Rosa María te deseo mucha felicidad en estos días Navideños y por supuesto siempre. Que el niño Jesús te colme de amor junto a tus hijos y nietos.
Un abrazo.

A PESAR DEL TIEMPO

Rosas a la espera, nobles. Aún sin agua siguen abriéndose al sol, a la luz, esperando que alguien se asome a esa puerta añeja y despintad...