miércoles, 30 de abril de 2008

A PARTIR DEL 2 DE MAYO ESTE BLOG QUEDA EN SUSPENSO: GRACIAS POR COMPRENDERLO

EL QUE QUIERE PUEDE (Reflexiones hasta que reabra el blog)

Sí, somos todos capaces de hacerlo, aunque tomar la decisión no es fácil, por eso son muchos lo que no lo realizan.
En mi caso fue cortar con todo de golpe solo con la ropa y algunos recuerdos.
Alejarme de la familia fue lo más duro.
Trasladarme a un país nuevo, incorporar costumbres diferentes, empezar a buscar trabajo, cambiar de trabajo, evaluar posibilidades de trabajo por cuenta propia, decidirme, organizarlo, sacar permisos, hacer una inversión cuidando hasta el mínimo detalle y gasto.
No tener amigos, estar sola totalmente, hasta forjarlos de nuevo, aunque amigos con otros intereses y otras formas de relacionarse de entender las cosas, otras comidas, otras costumbres.
Tragarse el orgullo de lo que uno hizo y que se hace de diferente manera, con otras tramitaciones y nomenclaturas para adaptarse a lo nuevo por hacer. Acomodarse a horarios, semáforos, formas de conducir y relacionarse diferentes.
Aprender expresiones y recordar las diferencias para tratar de no imponer lo que uno trae en su haber y por ende tragar con lo nuevo y sobre todo sonreír y ser amable siempre sin denotar la tristeza y el desconcierto de los primeros tiempos.
Luego viene la adaptación, pues sí, todos somos capaces de cambiar conductas y costumbres lo que trae aparejado cambiar un poco la forma de ser, madurar, tratar de hacer valer el propio punto de vista sin que sea malinterpretado.
Eso trae crecimiento.
Y luego está el otro cambio, el que hay que volver a reinventar, revertir todo cuando vuelves a tu lugar de origen, al lugar del que te fuiste, al lugar que ahora está ocupado y que hay que retomar compartiendo y tratando de que compartan y en el que además todo cambió pues el tiempo trae inexorables cambios y no todos agradables.
La tolerancia, paciencia, adaptación, sentido del humor, sentimientos y emociones que hay que desarrollar, afinar y controlar es mucha, en fin no me quiero ir por las ramas.
Pero el que quiere: puede.

sábado, 26 de abril de 2008

EL REY NKONGOLO

La leyenda surgió de otras leyendas que entretejí recreándolas a mi manera...


SERPIENTE ARCO IRIS -Mural en la calle Spinstraat 199en Amsterdam - HolandaSu autor: PATRIES VAN ELSEN - Año 1999


El cielo se calmó. El sol asomado en alguna parte daba forma a un amplio Arco Iris. Era espectacular. Tanto en su largo como en su ancho desplegaba sus vistosos colores desde el fondo de las Cataratas de Tissitat hacia el cielo.Las abundantes lluvias aumentaron el caudal ocre del Nilo Azul, formando saltos espectaculares que la pequeña Minia miraba fascinada desde lo alto.
Estirada cuan larga era sobre la exuberante vegetación, Minia se dejaba invadir por el descomunal ruido sumergiéndose en el placer del espectáculo total con todos sus sentidos. Percibía los olores de las distintas especies de árboles y arbustos y también del agua cargada de sedimentos y minerales. Y aún así le hubiera gustado sumergirse hasta lo más profundo. “Sabía” que alguna vez estuvo allí y sentía deseos de volver al seno de esas aguas turbulentas.Llevaba el pelo brillante y negro en diminutas trenzas estiradas hacia atrás, su frente amplia formaba un óvalo perfecto hasta el mentón. Ojos nariz y boca, profundamente negros, eran exuberantes como la propia vegetación.
Observaba hipnotizada hacia la profundidad: el Tisoha (ó “humo de agua” como le llamaban los lugareños) lo invadía todo.Esperaba el gran momento, ella sabía que el misterio estaba en las aguas.
¿O tal vez en el Arco Iris?
Sus ojos fijos, muy abiertos, desafiaban la luz del sol sin cerrarse..
De pronto resonó un trueno poderoso que interrumpió su estatismo, el Arco Iris estalló en más colores deformándose, algo se enroscó en él que se estiró y se estiró en una larga cola que quedó sumergida en las aguas.
Era Chinawezi que resurgía.
La potencia de su cuerpo elevaba chorros que formaban infinitos Arco Iris. Minia quería agarrarlos y estiraba al máximo sus brazos que brillaban más que nunca con el vapor reinante.
Chinawezi reparando en ella comenzó a moverse en desordenado espiral, su potencia serpentina dejó libre al Arco iris y con la misma fuerza que había surgido de él elevó su cabeza al cielo desafiando al sol con sus ojos sin párpados.
Minia estiraba aún más su negro cuerpo. Sentía como Chinawezi la envolvía con húmeda suavidad. La estrujaba con la sabiduría y decisión de los anfibios.
Siete anillos la aprisionaban con firme levedad, siete divisiones de la creación que iban dejando sus huellas sobre el cuerpo de Minia que se estiraba y se estiraba tomando la misma serpentina forma de Chinawezi.
Los ojos de Minia también miraban fijamente al Sol; luego su ofidia cabeza se introdujo en el cielo, su cuerpo sinuoso mostraba sobre las escamas, el dibujo de siete brillantes anillos negros en perfecta simetría. Su larga cola se sumergió en las aguas tan estrepitosamente como lo hacía Chinawezi.
Ella misma era la gestora de múltiples Arco Iris sacudiendo con energía ancestral las aguas subterráneas.
Hubo un remolino de mutuo reconocimiento.
Luego todo se calmó.
La naturaleza recobró su ritmo. Las Cataratas del Tissitat seguían cayendo con la estrepitosa turbulencia de siempre.El ciclo se había cumplido y Minia volvía a sus orígenes.
Chinawezi poco a poco fue regresando a su raíz de serpiente cósmica, a fundirse nuevamente en los colores del Gran Arco que surgía de las profundidades hacia el cielo.
Entonces se produjo su renacimiento y volvió a ser el rey;
Nkongolo... El Rey Arco Iris.

jueves, 17 de abril de 2008

JAQUE AL JUEZ

- El juicio se pospone para Julio dos – dijo el Juez jurando mentalmente.

- “Este jactancioso no me joroba en un jueves” pensaba el jurista – “Justo en julio se

acaba su judicatura. Juraría que es una jugarreta para no juzgar a mi joven

defendido”.

Se acercó al Juez diciendo:

- El Sr. Juez olvida que no tendrá jurisprudencia el jueves dos de julio –

El juez fue justo y dijo digiriendo un juramento:

- El jurado se reunirá el jueves 25 para este juicio –

José Jumento, el acusado, se jactaba jubiloso diciendo por lo bajo:

- Jaque al Juez. -

viernes, 11 de abril de 2008

Qué grata sorpresa!


También mis relatos tiene otro premio otorgado por:

http://lali-yo-isol.blogspot.com/

Lo agradezco de corazón y también de corazón se lo otorgo a:

http://modessukaldari.blogspot.com/

http://caticobas.blogspot.com/

http://jonaxdilustrador.blogspot.com/

Los tres son sumamente diferentes pero con una gran sensibilidad creadora.

Gracias a TODOS...

martes, 8 de abril de 2008

COMO LA VIDA MISMA

ÉL:

No puedo decir que ella haya sido mala, al contrario aún recuerdo sus amorosas manos sobre mí, limpiando mis heridas, acariciándome con esos dedos a veces suaves y a veces enérgicos, pero siempre decididos rápidos que me incitaban a buscar más y más en mis entrañas para devolverle tanto cariño. Lo que no me gustó es que la despedida haya sido tan inesperada pero la comprendo, sus urgencias son mayores que las mías, estos últimos tiempos no estuve a su nivel de exigencia. Fue duro lo de mi enfermedad creo que eso la decidió a buscar otros rumbos. Siempre añoraré su cara frente a la mía, su boca con un mohín de concentración, de alegría, de interés, de arrobamiento o de sorpresa. Sé que siente lo que le digo porque nos unieron muchas cosas bellas, locas, disparatadas, tristes, un sin fin de recorridos por la vida y por el mundo donde los dos dimos mucho aprendiendo, indagando, disfrutando y buscando. Nuestra unión fue maravillosa hasta que duró. Espero que sea feliz, que la suerte la acompañe y que encuentre lo que busca.

ELLA:

No puedo decir que él haya sido malo, al contrario siempre admiré su paciencia, aguantando algunas salidas fuertes frente a su pasividad al contestarme o al desaparecer inesperadamente, aunque siempre volvía paciente y solícito a todo lo que yo necesitara. Me siento un poco ingrata al haberlo dejado ir sin más, fue mucho lo que me brindó, lo que me enseñó, lo que me acompañó en horas y horas especialmente cuando estaba desvelada siempre a mi lado, fiel y compañero, un enamorado inconmovible. Siento que no me porté muy bien con él pues ahora que estaba enfermo, que necesitaba mi compañía, lo he dejado solo. Existe la posibilidad de que otras manos lo ayuden y recorran pero por ahora está solo. Nuestra unión fue maravillosa hasta que duró. Espero que sea feliz, que la suerte lo acompañe y que encuentre una persona que lo estimule, acaricie y que extraiga todo lo bueno que siempre habrá en él.

EL OTRO:

Me encuentro frente a ella, es rápida, inquisitiva, inexperta para lo que yo puedo dar, pero ya le enseñaré lo que debe hacer. Se la ve dispuesta a intentar cosas nuevas, me hace sentir inseguro, parece mentira que con mi gran capacidad y experiencia, me haga sentir así, de acá para allá, yendo y viniendo para satisfacer sus deseos. Acierta con mi forma de hacer las cosas pero cuando se equivoca me mira con ojos tan abiertos e interesados que me estremece, su boca se aprieta en vez de abrirse, aunque cuando ve lo que quiero y encuentra lo que desea sonríe feliz. Sus dedos son increíbles, dan órdenes rápidas, ligeras, seguras y entonces me pongo a su nivel y respondo, compruebo que lo mío le gusta aunque me desconozca y sigue probando con sus manos ágiles al ver que sigo sus impulsos que por supuesto son los míos. Espero que sea feliz, que la suerte nos acompañe y encuentre en mí todo lo que busca y necesite.

ELLA:
Confieso que me siento un poco ingrata al no haberme despedido de mi "ex compañero" correctamente, fue todo tan inesperado que no me dio tiempo. Pero las decisiones a veces se toman así, rápida e intempestivamente, por eso es que te confieso que me apabulla un poco tenerte delante de mí. Te doy la bienvenida a mi vida. Sé que no sabré cómo motivarte para hacer lo que digo, que no sabrás muy bien como responder a mis reclamos, pero estoy segura de que haremos buena pareja, a tu lado aprenderé formas nuevas y juntos recorreremos lugares que yo no conocía. Estoy segura que tendré que aprender otra manera de expresarme y que me enseñarás pacientemente. Haré todo lo posible para estar a tu altura. Por de pronto te diré que me gusta mucho tu aspecto, me encanta la rapidez con que vas y vienes, con que respondes a todo lo que te pido, aunque yo dude un poco, no por timidez si no porque te confieso que me intimidas con toda tu sapiencia. Espero que seas feliz conmigo, que la suerte nos acompañe y juntos encontremos lo que buscamos y necesitamos.

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 5

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor? Siente que los cumpleaños entre sus pares son cada vez más reducidos. Cada vez las primas, herman...