sábado, 23 de enero de 2010

BREVE... TODO BREVE...

Breve...

En mis momentos de verano todo es breve. El calor agobia por grados y por continuidad, no da respiro.
Es evidente que todavía no me habitué al cambio de clima., aunque veo que están todos agobiados.

Foto de la playa de Sada en La CoruñaA veces quisiera estar cerca del mar, pero no de este mar abarrotado de gente bajo el sol abrasador del verano, sino paseando por una playa solitaria donde el aire marino me refrescara.

Breve es mi paseo de la mañana, tan breve que se circunscribe a subir las escaleras hacia la terraza bien temprano, regando las plantas o rociándolas con fina lluvia artificial de agua. Es lo primero que hago antes que el agua salga caliente por los grifos.


Bajar y entonces cerrar puertas y ventanas, correr las cortinas para que apaciguen la claridad y así crear un clima más fresco.Breve…. beber agua…
Lleva un poco más de cuidado atender a los peces y cambiarles un poco de agua.Ello no es tan breve:
Tengo tanque de agua en la terraza, a pleno sol, baja por cañerías que hierven al igual que el agua que baja por ellas.
No exagero nada, al principio sale super caliente, luego apacigua un poco pero está bastante templada como para ducharse sin necesidad de calentarla.
Les cuento que no se puede beber pues está caliente, así que aparte de la que hay en la heladera, suelo tener una botella afuera, pues no me gusta tomar agua fría… pero tampoco caliente, entonces la regulo a gusto.

Breve… quiero otro poco de agua…

Sigo con la atención de mis peces...El paso siguiente es poner en un cubo el líquido necesario para reponer lo que quité y vaciarle 2 cubeteras, esperar que derritan y agregarlo a la pecera, para refrescar a mis alegres y coloridos amiguitos.

La imaginación y la creatividad nacen de la necesidad...

Desayuno ligero: naranjas exprimidas (vit.C), 3 nueces (cerebro), 4 ciruelas pasas (intestinos) y 4 albaricoques secos(anemia) No es que me falte nada de eso… pero para ayudar a mantener lo que hay, vienen bien.

A veces varío: Pomelo, almendras, pasas de uva negras y rubias.
En otros momentos: Zumos naturales de zanahoria, manzana, perejil y apio. ¡Ja! El otro día le puse un diente de ajo y tuve que hacer de tripas corazón para terminarlo… No saben cómo picaba…

En fin que me fui por las ramas, pero todo viene bien para combatir el calor.

Breve… Necesito más agua…

Breve, pero necesaria…Aquí viene la primera ducha del día…

Luego una lavada a la ropa, colgarla a la sombra, arreglar un poco “por arriba”, salir a hacer alguna compra que consiste más que nada en frutas y verduras, que luego acomodo o preparo.

Breve miro algún noticiero, de masoquista no más, para regodearme en los 35º, 38º o 40º, todo en cámara lenta.

Breve, cocinar… nada de tener mucho el fuego elaborando, rehogar, y listo.

Y a comer…

Hoy tocó consomé (líquido y minerales) que tenía congelado para estas ocasiones y una especie de omelet de cebolla de verdeo, ají rojo, zanahoria y zapallito redondo, todo cortado pequeñito y rehogado para agregarle en minutos nomás 2 huevos apenas batidos (proteínas), todo a fuego mínimo para que cuaje sin quemarse.

Breve, todo breve y frugal, pues el organismo no quiere esfuerzos que ya tiene bastante con regular la temperatura.

Y una siesta breve... aunque me quedo en la cama leyendo, pues tipo 16 hasta 18 no hay quien salga al patio.

Breve... será la segunda ducha del día, con agua que no termina de enfriar.

Breve... todo breve.

No así este reporte que cambié por la lectura, pues no tenía ganas de concentrarme en ella, así que si este escrito salió medio disparatado sepan disculpar.

viernes, 8 de enero de 2010

DÍAS

LAS DOCE EN EL RELOJ

Dije: ¡Todo ya pleno!
Un álamo vibró.
Las hojas plateadas
sonaron con amor.
Los verdes eran grises,
el amor era sol.
Entonces, mediodía,
un pájaro sumió
su cantar en el viento
con tal adoración
que se sintió cantada
bajo el viento la flor
crecida entre las mieses,
más altas. Era yo,
centro en aquel instante
de tanto alrededor,
quien lo veía todo
completo para un dios.
Dije: Todo, completo.
¡Las doce en el reloj!

JORGE GUILLÉN


Misterio…
Que se irá desvelando a medida que los vivamos.
Planes…
Que seguramente cumpliremos en parte.
Imprevistos…
Que deberemos resolver de la mejor forma.
Sorpresas…
Que no imaginamos y para las que no hay preparación.
Destino…
Que iremos forjando día a día.

Días…
Trescientos sesenta y cinco días que se fueron como tantos otros, con deseos cumplidos y no cumplidos, con éxitos y fracasos, con salud y enfermedades, algunas pérdidas, fin lógico o inesperado de la vida, algunos advenimientos, renovación de las familias, concreción.
Días…
Con logros y trabajo, con decepciones y aceptaciones, con caer y levantarse. Con todo lo que implica haber vivido esos trescientos sesenta y cinco días agregados a otros y otros.
Días… que despedimos eufóricos, alegres, tristes, nostálgicos pero agradecidos por haberlos vividos de la mejor manera que pudimos.
Días…
Trescientos sesenta y cinco días por delante, llenos de esperanzas, de lucha constante y positiva, de mirar el futuro con optimismo y el pasado con agradecimiento por todo lo vivido, aprendido, retenido, perdido.
Días…
Que viviremos con estrategias nuevas y antiguas, con ganas, con garra, con toda la esperanza que significa todo nacimiento y renovación.

Destino…
Sorpresas…
Imprevistos…
Planes…
Misterio…

Días…
Tenemos algo menos de trescientos sesenta y cinco días para resolver parte del misterio de nuestra vida hasta el próximo nacimiento de año.
Días
Vivámoslos con energía, con comprensión y paciencia, con alegría, con momentos compartidos o de soledad, con fe y superación pero sobre todo vivámoslo con amor hacia nosotros y hacia los que nos rodean.
Días…
Son días que suman, que restan, no son solo dos días, son los días de nuestra vida que ojalá se enriquezca al vivirlos.

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 5

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor? Siente que los cumpleaños entre sus pares son cada vez más reducidos. Cada vez las primas, herman...