martes, 23 de abril de 2019

SIN LÍNEAS DIVISORIAS

¿Qué separa a una pregunta y su respuesta?
Hay una línea muy sutil de la idea metafísica a la
y yo soy como un médano,                    [tonta,
parezco inmóvil, más en diferentes ciclos,
cambio la estructura de mi paisaje interno,
y busco caminos nuevos...
                 ...siempre hacia la esperanza.

Imaginar es crear y yo pienso en mundos mejores.
¿Quién soy? ¿Adónde voy? Yo lo sé. No me hagas dudar
Tu voz es tuya. Mi voz es mía.
No hay confusión en nuestras vidas.
Quiero puentes donde unir la magia de todos,
las experiencias que anidan en sus poros...
                 ...sus grietas, sus humedades y su sabiduría.

viernes, 12 de abril de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 3



 Cuánto dolor innecesario que hay en la gente. Pero cada cual lleva como puede la diversidad de historias que vive. Ciertas, fabricadas, forzadas por las circunstancias, adecuadas al lugar y época, certeras o equivocadas. Todo hace que encontremos rumbos que no imaginamos. El mar no es lo mismo que el río, la laguna no es lo mismo que el lago, la zanja de agua no es lo mismo que un charco, pero todos están formados por gotas infinitas. Me pregunto qué es lo que diferencia esa gota limpia y pura que cayó y se juntó a las otras.  ¿Qué paso con la gota que cayó y murió allí mismo? Es el sitio, el momento en que se juntaron, el lecho de esa gota que se secó. Las que juntaron, limpiaron y bebemos diariamente… Y sin embargo todas vienen de lo alto papel lo mismo que mis palabras que acoges generosamente. Palabras que se juntan como gotas y resbalan divagando de la mente al corazón, del corazón a la mano. Gotas de pensamiento transformadas en palabras. No todas las palabras son generosas, libres, bien intencionadas, desinteresadas. Todo lo bueno de las palabras se distorsiona, se mezcla con intereses al servicio de una causa, de un espacio de tiempo que al estar vacío de inspiración, llena ese lugar con palabras vanas y repetidas. También el hecho de que leamos estas palabras en letra de imprenta pequeña grande subrayada en negrita con una fuente diferente, pocas veces inclinada o con  otras formas elegidas por los periódicos hace que la querida palabra no llegue a nuestro cerebro de la misma forma que si la leyéramos en cursiva. A veces las palabras son como gotas repetidas que horadan el cerebro y restan  entendimiento, en cambio a mí me estimulan, me despiertan, me hacen reflexionar. Ah! querido papel, yo misma estoy escribiendo estas palabras a máquina, pero te voy a contar un secreto: Primero las escribí con  lápiz, a la noche, en la cama, porque allí es donde mejor vuelco lo que siento y además me gusta verte con mi letra papel, a veces despareja apurada, atropellada redonda inclinada, derecha encimada tachada corregida, afectuosa  tímida  excitada, melancólica triste indignada pero nunca indiferente papel… Qué bueno es sentir tu contacto papel me despiertas del letargo de callar y acoges mis pensamientos hasta el final… Pensar que no en todos lados se encuentran gotas (palabras papel, palabras que son gotas del pensamiento), hay lugares áridos donde cuesta encontrarlas y yo estoy inundada de gotas. Raro que no estés húmedo papel. Mis gotas se transforman en palabras que te cubren con reflexiones. ¿Te cansan mis reflexiones? Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

viernes, 5 de abril de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 2


Hola papel, son las 7, no voy a hacer ruido porque todos duermen. Está linda la mañana. Aún hace calor aunque no tan intenso porque ya está terminando el verano. Verano tardío será. El clima, que no el tiempo como todos dicen, hace estragos en todo el mundo, toma revancha de nuestras agresiones, de la no consideración de quienes como políticos y responsables tendrían ya que encarar medios para prever tanto desastre. El mismo Ser Humano se deja estar ya que cada uno es un político en su vida y en la vida. El Ser Humano tiene sus fallas. No culpemos al otro, se gasta energía y combustible porque no la sabemos usar. Ay, papel querido, cuánta luz encendida, cuánto gas a todo lo que da cuando las cosas hierven a igual temperatura si se baja la llama una vez que llegó al punto… y también está el tamaño del quemador que quema los utensilios pequeños cuando se ponen en el grande… Cuánta pasta dentífrica en el cepillo, que no es económica precisamente, cuando  una medida de “lenteja”, limpia lo mismo que un centímetro o dos... Lo mismo que el champú, la crema enjuague, el lavavajilla, el limpiador del coche y agregado a esto la cantidad de agua desperdiciada porque se necesita más enjuague, sin agregar el agua que se deja correr innecesariamente en estos menesteres. Ah, el agua, cuánto se desperdicia con la comodidad de la manguera, con las inmensas piscinas de los “barrios cerrados” Qué falta le haría a otros seres que tienen que caminar kilómetros para llenar un cubo o un bidón que ni siquiera está desinfectado para beber o cocinar. Querido papel, estoy gastándote pero hace mejor a mi salud mental hablar contigo que tomar una pastillita. Sabes que éstas no son mi fuerte y además hay que gastar tiempo en el médico, en el colectivo, en la farmacia y todo esto es energía puesta al servicio de un “servicio” que engorda bolsillos. Sé que a veces es necesario y mucho. Entonces recurrir a ello, pero se nos va la mano. El dinero que se gasta en medicinas innecesarias no embellecen, fortalecen, adelgazan, euforizan (término propio), calman, o engordan y estropean muchos organismos. Eso sí: engordan, embellecen, fortalecen, adelgazan, euforizan (término propio) y calman a la gran cadena de  multinacionales variopintas que intervienen en su fabricación y distribución. ¡Y vaya si cuesta pagar tanta ilusión! La comodidad de la pastillita suple lo que se podría lograr con más cuidado de nuestra parte. Ay papel, sé que hacen falta, pero no confundas, hablo de ciertos casos. Ya sé papel, ahora termino mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...