viernes, 26 de enero de 2018

SÍNTESIS

Cómo reflejar en versos la síntesis de mis pensamientos.
Ellos cabalgan sin sentido en mi mente
y todo sin sentido es sentimiento vacío.
Vacío porque oscila entre el amor y la sin razón de todo lo sentido.
Una timidez extrema impide que se plasme generoso para que tú lo entiendas.

Aún así, sé que me comprendes.

sábado, 13 de enero de 2018

TRES HAIKÚ PARA COMENZAR EL AÑO




Cactus y espinas
bella flor nos brindará
breve y fugaz.
11-01-2018


Verde la albahaca
olorosa y pródiga
siempre es un festín.


Ave que fugaz
al trinar cerca de mi.
Llega y se va.


martes, 2 de enero de 2018

COMENZAR EL 2018

Al fin arreglaron la computadora. No podía ver los viejos C.D. que tenían todo lo escrito en La Coruña.

Me asombré con algunos, tanto poesía como prosa, estoy tan alejada de pintura, piano y escritura que pensé en ir poniendo algunos viejos escritos de a poco a ver si vuelve mi creatividad.

Desde mi llegada hubo varias dificultades, tanto de adaptación después de tantos años fuera del país como de esfuerzos por poner la casa en condiciones con el lío que eso trae de materiales y personas trabajando. Eso me dejó un poco agobiada y tuve unos problemas de salud.
Luego dediqué tiempo a viajar y no fui capaz de tomar notas de esos viajes.

En realidad me estoy disculpando y reprochando a mí misma y aunque ahora mi tiempo está repartido entre plantas, amigos y vagar me molesta precisamente esa vagancia y el no retomar pinceles, lápices o teclado...

Todo tiene sus etapas y evidentemente no es mi momento para ello, así que decidí poner escritos y experiencias que hice y tuve en La Coruña.

Y aquí va el primero, que precisamente tiene que ver con las fiestas y posiblemente fue escrito en el año 2000:

LLAMADO DE MEDIANOCHE

   Me despertó el sonido del teléfono. Me levanté a tientas... no me molestaba la oscuridad, sólo la incertidumbre de ese llamado intempestivo; rápidamente, mientras avanzaba como entre nubes de algodón y tanteando el vacío, varias ideas cruzaban por mi mente y al mismo tiempo apuraba mis pasos sorteando la esquina de la cama, la puerta entornada y las hojas de la palmera que acariciaron mi brazo. Esto me dio seguridad, nos entendemos pues yo le doy amor. 

Le gané al contestador telefónico y levanté el auricular con la certeza de que era él. 

Al otro lado del teléfono la voz de mi hermano preguntaba: -¿”Estabas durmiendo? ¡¡Feliz Año Nuevo!!  

Le sonreí a mi intuición.



¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...