lunes, 27 de junio de 2011

DEL RITMO

D esde mi entraña sembrada de amor, asciende su sonido.

E s el sonido de esta nueva vida que crece en mi interior.

L a siento pujante, nueva, decidida. Su ritmo dice: ¡Me siento viva!


R ecorre conmigo caminos insondables.., ve sin ver en agua sumergida.

I ntimo contacto y con unción, las almas se acarician...

T oca sin tocar... Me tiene y me contiene.

M emoria individual, y de mi hondo universo, memoria colectiva.

O ye mis palabras y responde: ¡Aquí estoy, al ritmo de la vida!

lunes, 20 de junio de 2011

COMPAÑEROS




Ves como todos los días
Se enciende la vida a tu alrededor
Risas alegría y esperanzas compartidas
Y también esta canción.

Compañeros en miles de cosas
Y mil cosas para recordar
Emprender el camino elegido
Marchar adelante sin mirar atrás.

Ves como cada mañana
Se abre tu ventana para que entre el sol
Hoy nacieron juntos un poeta y una flor
Y también esta canción

Compañeros en miles de cosas
Y mil cosas para recordar
Emprender el camino elegido
Marchar adelante sin mirar atrás.

Ves como toda la vida
Te brinda las cosas sin pedir jamás
Solo necesitas tener fe y voluntad
Y cantar una vez más...

Compañeros en miles de cosas
Y mil cosas para recordar
Emprender el camino elegido
Marchar adelante sin mirar atrás.



Esta canción la creamos con los compañeros de la Escuela de Recreación Municipal en el año 1978.
La hemos cantado en campamentos reunidos alrededor del fuego.
Luego la utilicé con mis alumnos de música cuando era docente de 7º grado, al terminar el año lectivo.
Lindos recuerdos que dan calor al corazón.

lunes, 13 de junio de 2011

¡¡FELIZ DÍA ESCRITORES Y ESCRITORAS!!

Hoy los remito a mi otro blog pues he puesto el porqué se festeja en Argentina el día del escritor.
Los dejo con una poesía de LEOPOLDO LUGONES en homenaje a su obra y por quien se instituyó este día. En este enlace, diferente al del otro blog encontrarán más poesías. Espero les guste.

A RUBÉN DARÍO Y OTROS CÓMPLICES

Habéis de saber
Que en cuitas de amor,
Por una mujer
Padezco dolor.
Esa mujer es la luna,
Que en azar de amable guerra,
Va arrastrando por la tierra
Mi esperanza y mi fortuna.
La novia eterna y lejana
A cuya nívea belleza
Mi enamorada cabeza
Va blanqueando cana a cana.
Lunar blancura que opreso
Me tiene en dulce coyunda,
Y si a mi alma vagabunda
La consume beso a beso,
A noble cisne la iguala,
Ungiéndola su ternura
Con toda aquella blancura
Que se le convierte en ala.
En cárcel de tul,
Su excelsa beldad
Captó el ave azul
De mi libertad.
A su amante expectativa
Ofrece en claustral encanto,
Su agua triste como el llanto
La fuente consecutiva.
Brilla en lo hondo, entre el murmurio,
Como un infusorio abstracto,
Que mi más leve contacto
Dispersa en fútil mercurio.
A ella va, fugaz sardina,
Mi copla en su devaneo,
Frita en el chisporroteo
De agridulce mandolina.
Y mi alma, ante el flébil cauce,
Con la líquida cadena,
Deja cautivar su pena
Por la dríada del sauce.
Su plata sutil
Me dio la pasión
De un dardo febril
En el corazón.
Las guías de mi mostacho
Trazan su curva; en mi yelmo,
Brilla el fuego de San Telmo
Que me erige por penacho.
Su creciente está en el puño
De mi tizona, en que riela
La calidad paralela
De algún ínclito don Nuño.
Desde el azul, su poesía
Me da en frialdad abstrusa,
Como la neutra reclusa
De una pálida abadía.
Y más y más me aquerencio
Con su luz remota y lenta,
Que las noches trasparenta
Como un alma del silencio.
Habéis de saber
Que en cuitas de amor,
Padezco dolor
Por esa mujer.



¡¡FELICIDADES AMIGOS Y AMIGAS ESCRITORES!!

viernes, 3 de junio de 2011

SONATA DE SHUBERT D 960 part 1-1

Mi piano desgrana sus notas con vergüenza
vergüenza de romper el silencio
que se escucha en la casa.
No se oyen como antes sonidos de niños,
de madre que amasa,
de cantos ni trinos.
Solo el pasar de los coches y los colectivos.
Movimiento incesante que retumba en los oídos
Y que resuena en el cuerpo.
Es un constante redoble.
Ruido… ruidos en la calle.

Hasta la dulce y simple voz que acompaña el tango
sale trémula y tímida, es mi voz, que no tiembla
pero teme la molestia del vecino.
Costumbres perdidas, mis dedos se deslizan en el piano
evocan momentos de tertulias
con familia y con amigos.
La vorágine del tiempo absorbe
a los seres en sus idas y venidas.
Trabajo, soledad, sonrisas, celulares,
trato de rescatar momentos, todo breve
diluyéndose en el tiempo.

Y el piano sigue sonando con vergüenza y pudor
interrumpiendo el silencio de la casa.
Alguien tal vez recordará esos tiempos
en que se paraba segundos bajo una ventana.
Tiempos perdidos, no los de antes, los de hoy,
perdidos en un trámite, en esperas, en paradas,
tiempos robados en los que se pierde el tiempo,
sin amor y sin palabras.
Tiempo.., tengo que acompasar el tiempo
y el piano sigue el tiempo del vals,
del tango, del minué y sigo menos tímida.

Partituras viejas, amarillas,
llegan a tiempo a mis manos.
y una maravillosa sonata
Sonata dulce, suave...
Molto Moderato...
Sonata de...
Shubert...

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 5

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor? Siente que los cumpleaños entre sus pares son cada vez más reducidos. Cada vez las primas, herman...