jueves, 27 de junio de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 7

La puerta y la ventana, diferencia y similitud. Las dos tienen comunicación, escape, entrada, salida, contemplación, aislamiento, aceptación, saludo, bienvenida, despedida, integración y mucho más. Lo sé por mi puerta-ventana. Es ventana cuando me despierto. Desde mi cama veo las plantas colgantes. En abril mayo, junio y julio las Santa Teresita están a tope con sus flores color fuccia y rosa pálido haciendo que el despertar sea más agradable. De diciembre a mayo la Stapelia variegata luce sus raras flores atigradas. En cambio los geranios colgantes alegran en blanco, rojo, bordó, rosa veteado y lila casi todo el año y a su gusto. Cuando llega el invierno es casi siempre una enorme ventana que se toma su rol de puerta al abrir para limpiar y ventilar o para recibir a los pacientes, todo para que el dormitorio-consulta no pierda calor. En verano ya es puerta abierta, entornada, o cerrada según los requerimientos del calor para que el aire acondicionado cumpla su función con las altas temperaturas. Por ella entro y salgo a gusto al pequeño patio y a la puerta de entrada. Como verás papel amigo la funcionalidad de mi casa acepta el término ventana-puerta, puerta-ventana, dormitorio-consulta o consulta-dormitorio según la necesidad, el momento, la temperatura, el apuro o lo que surja y así vamos por la vida adaptando y transformando las cosas para salir de situaciones a las que entramos, a sabiendas o no. A veces podemos salir normalmente, otras tenemos que escapar o buscar esa salida con dignidad respondiendo a la necesidad de cambio sin sucumbir. Podemos ver la vida desde ambas, sentirnos parte de algo, especialmente del Universo que nos acoge, recoge, acompaña y que también nos pone a prueba constantemente. Salgo por la puerta, papel. Tomó su rol de puerta, el patio es pequeño, veo el  pequeño trozo de cielo. Como todos, solo veo el cielo en parte, aún así hay gente que no lo ve  aunque lo tenga a su disposición. Siempre estoy dispuesta a abrir puertas papel. Aunque esa  puerta luego se cierre. Hay una analogía con las oportunidades de la vida. Puertas que se abren  y otras que no se pueden abrir, puertas que están vedadas y puertas que encierran secretos. También están las que se cierran y no se abren nunca más. La puerta es protección, papel; débil protección y aún así protección al fin, un símil de la existencia donde cualquier distracción te lleva por otro camino, hacia otra puerta que puede ser la equivocada o no. ¿Hay posibilidad de elección papel? Las hay, y muchas, todo depende del carácter, educación, salud, pasión, relaciones, momentos, tiempos, lugar, costumbres, poder en el sentido positivo o negativo, querer y tantos otros factores impensados por mí en este momento. Por ejemplo: yo voy a elegir en este momento levantarme y dejar de mortificarte para preparar unos mates y luego miraré por mi puerta ventana hasta que el día sea más tibio. Luego abriré esa puerta para salir a la vida exterior, una de las facetas de la vida a disfrutar. ¿No entiendes nada verdad? Yo tampoco papel solo estoy divagando sobre mi puerta-ventana o ventana-puerta, como quieras llamarla. Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

martes, 11 de junio de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 6



Buen amanecer papel!! Qué ganas de saludar al mundo este día: Te cuento: Leí un esquema que me dio mucho que pensar… Yo HOY  :   2 Padres    -  4 Abuelos   - 8 Bisabuelos   -  16 Tatarabuelos   y así llegamos al 1900 con 32 Trastatarabuelos  – 64 Pentabuelos … La cosa no termina aquí, pero esto me recuerda mis lecciones de piano… Una redonda vale 2 blancas, ó 4 negras, u 8 corcheas, ó 16 semicorcheas, ó 32 fusas, ó 64 semifusas. Pero sigo con el esquema estábamos en 1900 por los pentabuelos. Le siguen los 128 Hexabuelos   - 256 Heptabuelos  – 512 Octabuelos. Y hasta aquí llegamos con todas las combinaciones y según retrocedemos más años como sabemos multiplicar veríamos cuántos antepasados familiares tenemos en el diseño de nuestro ADN. Transcribo lo que pone al respecto: “Desde hace poco más de 200 años se ha producido una combinación única entre 1.022 personas que a lo largo de las décadas se fueron conociendo y relacionando de tal manera, que la conjugación azarosa y espontánea de estos 1.044.484 vectores posibles dieron como resultado a la personas que soy hoy. Si tan solo uno de esos vectores hubiera cambiado por el más insignificante motivo (un rechazo, un viaje, un malentendido, etc.) hoy yo no sería yo, sino otra persona completamente diferente. Si se extrapola este concepto a siete siglos hacia atrás, terminaría dándome cuenta que soy familiar de todo el mundo”. Adapté la transcripción a mi persona porque soy yo quien conversa contigo papel, si no sería otra persona ¿vas entendiendo? Mira por dónde tengo parientes que ni conozco, que no  puedo encontrar ni imaginar siquiera. Tampoco sé si me gustarían o si me producirían  rechazo, el mismo rechazo que me producen algunos pensamientos que pasan por mi cabeza y desecho rápidamente. Esos parientes que tengo según el ADN ¿Habrán sido grandes artistas, personas altruistas, deportistas famosos, gladiadores, médicos, científicos, asesinos, traidores, mafiosos, ladrones, bucaneros, reyes? ¡Ay papel! Al pensar estas cosas veo que no alcanza una vida para aprender e intuyo que lo del ADN tiene sus vueltas y por eso se va enroscando. No es casual que todo lo que me gusta ( y lo que me disgusta) está ahí, latente vivo actual a veces lejano o dormido y que cada tanto revive acude  y  se desborda en pensamientos y palabras que tu recibes generosamente. ¿Te sorprendí papel? Yo también estoy sorprendida. Algún escritor lejano de mi ADN está escribiendo por mí sino ¿cómo explico que a las tres de la mañana me despierte este impulso irresistible de escribir? No me disgusta ningún oficio, ningún arte, ningún paisaje, ningún idioma. ¿Será que lo heredado es tan variado, bueno, aprovechado  y aprendido que hay mucho de positivo en el ADN que me conformó? Ahora comprendo las actitudes de mis parientes más cercanos de hoy, de sus distintas capacidades sus inclinaciones miedos asombros rechazos y de los míos, porque no soy tan perfecta como me quiero ver. Me enrollé totalmente. Es difícil soslayar cada situación molesta. Para eso está mi parte correcta, pensante, discreta turbulenta y amorosa que me acompaña en esta vida tratando de adaptarse. Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

¿QUÉ PIENSA ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR SIN DARSE CUENTA? ...14

 ¿Qué piensa esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta? Que hubo momentos de NUESTRA GENERACIÓN en que se amaba a FUEGO LENTO.  HABRÁ QU...