lunes, 26 de febrero de 2018

LO QUE EL SILENCIO DICE


Le Passage -Kay Sage - 1956

Amistades, familia, naturaleza, pintura, música, silencio, decoración, escritura, juego, ocupación, silencio,  viajes, comidas,  silencio.

Todo es un arte que hay que emprender para desarrollarse, descubrir, brindar, y tener momentos de crecimiento cuando estamos a solas.


No creo en la compulsión excesiva hacia una actividad, creo que siempre se impone una pausa, un silencio, para asimilar la oportunidad de aprendizaje que brinda cada cosa que hacemos.

El relato repetitivo de cosas que realizamos o anécdotas vividas no asevera que dicha realización o recuerdo sean totalmente ciertos, pues el relato siempre tendrá pequeños cambios que imaginamos y que nuestra fantasía agrega tanto para enriquecerlo como para borrar algo que no nos gustó en su momento. Tal es el caso de un cuento relatado a un niño que espontáneamente dirá “Eso no es así”


Amistades y familia son referentes ideales para reconocer en cada uno cualidades o defectos propios que se pueden limar o eliminar siempre que tengamos la suficiente modestia  como para hacerlo. Un gran esfuerzo para nuestro ego, nuestra vanidad y cierta autosuficiencia propia de todo Ser Humano. Una gran oportunidad para disfrutar de la vida en compañía de los otros.



La Naturaleza con sus cambios continuos, nacimiento y muerte nos da lecciones aplicables a la vida misma. Tanto el mundo vegetal como el animal muestran costumbres, intolerancias, adaptaciones, intercambios, amor, y ejemplos a los que generalmente no vemos como propios, pero que son inherentes a todos.
 
El tango en París - Raúl Soldi  1963
La pintura al igual que la música nos brinda la posibilidad de expresión ya sea que sepamos pintar,  interpretar o no, admirando o rechazando obras que nos llegan más que otras al contemplarlas o escucharlas. Somos sensibles a ellas no porque las comprendamos sino porque llegan a la emoción, al corazón. Es una comunicación universal con el otro, con la época en que fue realizada, con el contexto en la que se concibió o simplemente porque expresamos: Me gusta.
 
Guayasamín  -  Manos de protesta

Y cuando llega el silencio, es difícil llenarlo, pero también puede ser enriquecedor pues promueve cambios al que pueda percibir lo que el silencio dice.

Decoración, escritura, juego, pienso que sus contenidos son los mismos, somos libres de crear aunque haya reglas que respetar y límites  que a veces cruzamos con la imaginación y  por imposición de la propia creación que a veces no tiene límite.
 
Michael Cheval
Ocupación,  placentera o no tanto pero imprescindible, es parte de la disciplina que impone el diario vivir y la subsistencia. Hace a la realización de la persona pues ocupa el tiempo, y a veces mucha parte del tiempo, en aras de obtener lo necesario y lo innecesario y sobre todo de desarrollar saberes, especialidades, habilidades y cualidades para bien propio y/o de los demás.

Y cuando llega el silencio, se evalúa lo realizado, se mejoran las tácticas y recursos para dicha ocupación pues promueve cambios al que pueda percibir lo que el silencio dice.
 
Paseo marítimo -   La Coruña  

Viajes, comidas, paseos por el exterior y el interior de uno mismo, para poder reconocernos y reconocer a los que nos precedieron por sus costumbres, lengua, escritura, ritmos, vestido, sabores, olores, colores, arquitectura, y  para repensar en cuanto a que no somos diferentes, sino que las circunstancias, el medio  y los distintos momentos de la historia marcan rumbos que no son los nuestros pero que son todos respetables. Viajes y comida sirven también para valorar la adaptación a los diferentes lugares en los que tuvieron que desarrollar sus vidas los pobladores de cada lugar. Creo firmemente que los viajes deben servir para eso y para acrecentar nuestro poder de adaptación al medio y al crecimiento personal.

Y cuando llega el silencio, se disfruta lo visto y la comida, se repasan las imágenes y se recuerdan las personas que conocimos seguros de que esa experiencia seguramente promovió cambios, al que pueda percibir lo que el silencio dice.

martes, 6 de febrero de 2018

¡CUÁNTO ARTE HAY EN EL MUNDO!


Turner, Storm, 1823
 Mirando a Turner y sus acuarelas avasallantes, con esa fuerza increíble que supointerpretar de la Naturaleza fue cuando comencé a pensar en tantos otros creadores.


 Algunos mezclando pintura, música, escultura, poesía, locura, amor, humor, protesta, observación especial del mundo que les tocó vivir.

Vidas con locuras parecidas a las de esta época, aunque en otro contexto.

 Una situación económica dura, relaciones de dependencia o de libertad, persecuciones, guerras, amoríos, grandes amores, soledad impuesta por sí mismos o por sus mecenas, enfermedades, locura propia o heredada, privaciones, desastres ecológicos.

Viajes tortuosos, penosos y hasta trágicos por las mencionadas condiciones que  no impidieron sino al contrario, propiciaron creaciones en todas las artes.
Artistas incomprendidos y perseguidos.

Increíblemente el artista surge y renace  para concretar en obras magníficas inolvidables e inigualables. 
El poderío de la mente haciendo de todo ello el objetivo principal de su vida  transformándolo en maravilla y utilizando el sufrimiento placer u observación para deleite de las personas sensibles de las generaciones posteriores.

Obras que pueden gustar o no, que comprendamos o no,  pero que es indiscutible que transforman y muestran al mundo nuevos enfoques, cualquiera sea la disciplina que desarrollan.

Algunos se horrorizarán, otros las mirarán con indiferencia, otros verán en ellas un cambio que quieren transmitir al mundo, otros tendrán un acercamiento más rápido a ese cambio, un punto de vista diferente que sin duda llevará a pensar e interactuar puesto que no solo existe lo llamado “bello”, sino lo que expresa dolor, injusticia, reclamos, realidades que no vieron, ni vemos, ni queremos ver.

¡Cuánto debemos al arte!

Lo cómodo y lo incómodo.

 Lo incómodo sería lo destructivo, que ya no es lo mío, prefiero quedarme con el arte de vivir bien, que es el verdadero arte

 También incluyo diseños, construcciones, moda, automotores, grandes transatlánticos, aviones, tecnología, ciencia y otros.

Superación, empuje, pasión y atención puestos al servicio del arte.

Sin ser artistas o creadores sobresalientes, medianos o sin haberlo descubierto, solo el dedicar lo mejor de nosotros a lo que sepamos hacer ya es una obra y un legado que no por ser poco grandioso es menos importante.


 Lo importante es no dejar de lado la curiosidad por  saber, experimentar o hacer.
 Manos a la obra.

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 5

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor? Siente que los cumpleaños entre sus pares son cada vez más reducidos. Cada vez las primas, herman...