miércoles, 26 de febrero de 2020

CARNAVALES

     El grupo del "Taller de Memoria" convocó a disfrazarse así que yo ni corta ni perezosa inventé  lo que pude en poco tiempo. Pero...

     Ninguno se animó a ponerse más que un detalle así que fueron llegando a la cafetería con su "disfraz"

Las muy pícaras se reían a mandíbula batiente quien sabe que picardía estarían diciendo...
Cómo verán solo fue simbólico...
Eso sí, la alegría no faltó en ningún momento

Ya todos reunidos llegó el momento de bromas y cosas ricas.
Antes de ello la más atrevida del grupo y disfrazada de cocinera como bien verán, improvisó una canción que nadie escuchó y que tampoco aplaudió:


Se puede decir que interpreté mi propio carnaval. Y lo hice completo pues fui caminando de casa a la cafetería. Desde luego sigo atreviéndome...


Finalmente contagiamos al mozo que nos sacó una foto grupal.

Queridos amigos blogueros voy a entender muy bien si no les gusta esta entrada pero: "La vida es un Carnaval" y el papel lo sabe

sábado, 15 de febrero de 2020

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 19


Otra  cultura y otras costumbres. Sólo el viajero y aún más el migrante saben qué difícil es la inclusión en un mundo diferente. Aunque para el viajero es más fácil pues tiene un panorama enriquecedor pero breve donde generalmente se ve lo bello del paisaje, lo exótico o abundante de las comidas, el colorido de la ropa del lugar, los modos y modismos que pueden coincidir o no con los suyos, la experiencia de viajar recorriendo a vuelo de pájaro algunos sitios pintorescos y que, generalmente, tiene disponibilidad económica además de la facilidad que le traducen un idioma que no es el suyo. Sólo evalúa parcialmente esa mini adaptación a la que estuvo expuesto por pocos días así que el resultado casi siempre es muy satisfactorio incluídas las fotos del recorrido elegido. Diferente es la situación del migrante y aquí englobo tanto al emigrante como al inmigrante que  ya sea por elección o por necesidad tiene que afincarse mayor cantidad de tiempo en otro país, sepa o no el idioma y que por lo tanto tendrá que acostumbrarse a todo descontando que se pueda y deba financiar por un tiempo. Muy complicado querido papel, difícil para algunos, fácil para otros, según la capacidad de adaptación del individuo. Tú no eres nada difícil papel,   acoges mis letras sin más y por eso te agradezco.
El desarraigo aunque sea esperanzador siempre es algo traumático y si es por huir de situaciones caóticas suele serlo mucho más. Exige adaptarse a costumbres, modismos, comidas si las hay, vestimenta, habitación, horarios y en muchos casos a aprender un idioma distinto y qué no decir del extrañar la familia y la propia tierra. También necesita la documentación necesaria para residir o para avalar conocimientos que harán falta para encontrar un trabajo, y la posibilidad de acceder a él ya que tanto idioma como idoneidad son necesarios sin ninguna duda.  Ni que hablar de los que emprenden ese viaje de manera incierta y peligrosa pues no hay garantía de llegar al destino elegido y que ya de por sí les insume un gasto, sin garantía de arribo. Hoy día en que todo el mundo se traslada son muchos los inconvenientes que se plantean para el migrante ya que en algunos casos tampoco es bien acogido por la discriminación y prejuicios que existen, sean reales o no, siendo  confinado en guetos. Ya hay poca tolerancia entre los propios habitantes de un país, sea por causas raciales, políticas o de status social imagínate querido papel en caso de inmigrantes donde todas estas causas están generalmente juntas. El tema es largo y arduo, a algunos les va bien por mérito propio, a otros más o menos porque saben adaptarse a lo que la realidad le plantea y otros subsisten generalmente explotados en talleres, venta callejera o la propia venta de sí mismos y muchos quedan hacinados en tiendas de campaña. Cabe decir que la necesidad los hace emigrar, pero también es un problema de educación de lo que haría falta mucho papel para explayarse. Duro, doloroso papel, apena que la tan remanida “globalización” no dé cabida a tanta gente que seguramente es tan valiosa para su propio país como también en otros destinos.

miércoles, 5 de febrero de 2020

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 18


    Hola papel primera conversación del 2020... 
    Noche calurosa y no será la primera. El día también fue caluroso en extremo. Agobia la humedad de Buenos Aires que incrementa la sensación térmica. Brisa caliente del Norte que es mucho decir en este hemisferio. El acondicionador continúa incesante en su goteo, arroja agua fresca y destilada. Noche de insomnio, aun así, hay una acumulación de sed y agotamiento. Tal vez una infusión de tilo me relaje, sensación de hambre no colmado de día ya que no apetece más que frutas y ensaladas y algún huevo duro. ¿Qué puedo hacer además de escribir?  Ayer removí un poco la tierra de algunos macetones puse un poco de abono para suplir los nutrientes que eliminan. La tierra se endurece por tanto sol y viento caliente y el agua penetra apenas y se evapora en la superficie. Eso se aprende mirando y experimentando, total, lo que me sobra es tiempo…  Al atardecer, ya las había regado pero ahora en un acto de amor, sí, de gran amor en este momento subo a la terraza y les doy otra vez agua fresca antes que despunte el sol de la mañana. En el silencio de la madrugada riego las plantas con esa agua fresca y destilada. Buen uso para no desperdiciar tampoco ese agua. Imagino que el jazmín y la madreselva floridos me agradecen, aunque soy yo la agradecida por su generosidad, por tanta flor y aroma.  Lo hago con cuidado no vaya a ser cosa que me caiga y se arme lío con la familia que lógicamente duerme plácidamente.De paso mis miedos y aprensiones para hacerlo desaparecen, no hay que perder la práctica y hacer las cosas tanto de día como de noche.  Vuelvo a la cama con mi taza de tilo que ya habrá entibiado y seguramente me ayudará a descansar. ¿Que te parece papel? Soy afortunada por tenerte y poder volcar mis confidencias locas que estoy segura pocos entenderían. Hasta otro día papel y gracias por recoger mis letras.

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 5

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor? Siente que los cumpleaños entre sus pares son cada vez más reducidos. Cada vez las primas, herman...