domingo, 9 de mayo de 2021

ALGÚN DÍA SE LO DIRÉ A MIS HIJOS Por Erma Bombeck

 

Parque Dunar en Doñana

    
“¡Tú no me quieres!”

     ¿Cuántas veces nos habrán espetado este reproche nuestros hijos? ¿Y cuántas, como madres o padres, nos habremos aguantado las ganas de decirles lo mucho que los queremos?

     Algún día, cuando estén en edad de comprender los móviles de la conducta de una madre, les diré a mis hijos:

     Te amaba lo suficiente para fastidiarte preguntando, cada vez que salías, adónde ibas, quién te acompañaba y a qué hora volverías a casa.

     Te amaba lo suficiente para callarme mi opinión y dejarte descubrir por ti mismo que aquel amigo que habías escogido tan cuidadosamente era un pelma cualquiera.

     Te amaba lo suficiente para hacerte devolver la pastilla de chocolate que ya mordías y confesar al tendero que la habías hurtado.

     Te amaba la suficiente para estarme dos horas viendo cómo ponías en orden tu habitación, tarea que yo habría despachado en 15 minutos.

     Te amaba lo suficiente para no buscar disculpas a tus impertinencias y a tus malos modales.

     Te amaba lo suficiente para no tener en cuenta lo que “todas las otras madres” hacían o decían.

     Te amaba lo suficiente para adivinar tus mentiras… y perdonártelas después de confirmarlas.

     Te amaba lo suficiente para dejarte tropezar, caer y fracasar para que aprendieras a valerte por ti mismo.

     Te amaba lo suficiente para aceptarte tal como eres, sin pensar en lo que yo querría de ti.   Y sobre todo, te amaba lo suficiente para negarte algo a sabiendas de que me detestarías. Eso era lo más difícil de todo.

 

 Condensado del Sun Times de Chicago 14-01-1976

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...