sábado, 7 de febrero de 2015

MARÍA ELENA WALSH


MARÍA ELENA WALSH nació en Ramos Mejía  el 01 de febrero de 1930  en la Ciudad de Ramos Mejía.

Los remito a Wikipedia pues su obra es tan vasta que si les interesa podrán verla allí, lo que puedo decirles es que su creatividad y lo amplio de su actividad hacen que merezca la pena leerlo.

Precisamente estos días pasé por Mitre y Moreno zona céntrica de mi barrio, donde colocaron un mural cerámico recordándola.

Grandes y pequeños seguimos escuchando sus hermosas canciones, tiernas, divertidas y que encantan a todos.

Por otra parte en mi carrera de docente como profesora de música nos hemos divertido cantando, actuando y representando muchas de sus canciones. 


FIDEOS FINOS

Voy a contarles lo que había 
entonces en Ramos Mejía:

Había olor a tía,
veredas con pastito
y, tras la celosía,
un viejo organillero con monito.

Y había por los caminos
muchísimos fideos finos.

Había un cielo entero
por donde navegaban las hamacas
y leche que el lechero
traía, no en botella sino en vaca.

Había lluvia en tinas
y patios con ranitas adivinas.
y una gallina clueca
mirándonos con ojos de muñeca.

Había en cada rato 
un gato navegando en un zapato,
y había en la cocina
una mamá jugando con harina.

LA VACA ESTUDIOSA

Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca
Como era muy vieja, muy vieja,
estaba sorda de una oreja.

Y a pesar de que ya era abuela
un día quiso ir a la escuela.
Se puso unos zapatos rojos,
guantes de tul y un par de anteojos.

La vio la maestra asustada
 y dijo  -  Estás equivocada.
Y la vaca le respondió:
¿Por qué no puedo estudiar yo?

La vaca, vestida de blanco,
se acomodó en el primer banco.
Los chicos tirábamos tiza
y nos moríamos de risa.

La gente se fue muy curiosa
a ver a la vaca estudiosa.
La gente llegaba en camiones,
en bicicletas y en aviones.

Y como el bochinche aumentaba
en la escuela nadie estudiaba.
La vaca de pie en un rincón,
rumiaba sola la lección.

Un día toditos los chicos
se convirtieron en borricos.
y en ese lugar de Humahuaca
la única sabia era la vaca.



MARCHA DE OSIAS

Osías el osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco
mirando las vidrieras de reojo
sin alcancía pero con antojo.

Por fin se decidió y en un bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero tiempo pero tiempo no apurado
tiempo de jugar que es el mejor
Por favor, me lo da suelto y no enjaulado
adentro de un despertador.

Quiero un río con catorce pececitos
y un jardín sin guardia y sin ladrón.
También quiero para cuando esté solito
un poco de conversación.

Quiero cuentos historietas y novelas
pero no las que andan a botón
yo las quiero de la mano de una abuela
que me las lea en camisón.

Quiero todo lo que guardan los espejos
y una flor adentro de un raviol
y también una galera con conejos
y una pelota que haga:  goool!

Osías el osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco...

Quiero un cielo bien celeste
aunque me cueste
de verdad, no cielo de postal
Para irme por el este y el oeste
en una cápsula espacial.


Y con esta última canción los dejo pensando que lo pasaron bien junto a mí,  volviendo a ser niños. 

BREVES MOMENTOS

Algunas volaban, otras jugaban a la ronda formando un círculo que hacía un pequeño cráter en el centro, otras iban y venían, algunas e...