sábado, 31 de enero de 2009

LAS MUSAS Y YO

En la pantalla del ordenador
nuestros suspiros se unen
y nos apretamos en un inmenso abrazo
------------que el saber intensifica.

Letra y palabras vienen sigilosamente,
es el sublime placer tan soñado.
Llegan a mi mente
------------ es la musa; desnuda y pura.

Voy a recrearme en ella, placer platónico,
ya, sin darnos cuenta somos uno.
Con los ojos de las letras nos vemos
-------------es la poesía desnuda, dura.

Ella saca del alma (placer chinesco)
vida, bondad, maldad y muerte,
claro y oscuro... Todo.
La musa habla
---------------------y yo obedezco..

miércoles, 21 de enero de 2009

SOLEDAD

La mente no se aquieta
el cuerpo no encuentra calma
y deambulan los recuerdos
en la soledad del alma.

El silencio resuena
como un eco en el oído
y acompasa el corazón
a la soledad del alma.

No hay viento, no hay palabras
si hasta la estancia se agranda
llenándose de la nada
en la quietud de la casa.

El lápiz se desliza
rallentizando palabras
y en un seseo incesante,
la soledad acompaña

La mente se va aquietando
también el cuerpo se calma
y la noche se hace día,
a las seis de la mañana

jueves, 15 de enero de 2009

LA VELOCIDAD FUNDA EL OLVIDO








Hasta la piel olvida el roce de otras pieles.

¿La del niño y la madre? Estoy trabajando.
¿La del padre y el niño? Estoy cansado.
¿La de los hermanos? Tengo que estudiar, no tengo tiempo.
¿La de los padres? Todavía tengo que... Breve intimidad.
¿La de los adolescentes? No puedo. Precoces en velocidad.
¿La de los jóvenes novios? Ya, lo quiero ya. Sabios en sexo.
¿La de los amantes? Rápido, tengo que irme.
¿La de los abuelos pospuestos? Hoy no vienen, no tienen tiempo.
¿La de los amigos? No puedo ir, no tengo tiempo
¿La mía, qué dice mi piel algunas veces? No tengo tiempo
¿La piel tiene tiempo? Si: todo el tiempo que vivas.

La velocidad funda el olvido

sábado, 10 de enero de 2009

LLEGÓ DESDE ITALIA


(per il riconoscimento della varietà culturale, etico, letterario, e valori personali trasmessi in forma di creativo e originale nella scrittura)

Me lo ha enviado CHIARA:
http://ricettedicasa.blogspot.com/

TANTE GRAZIE CHIARA PER QUESTO PREMI (gli altrì premi sono in el primo blog, questo e il secondo) Come sempre excusi per il mío italiano.

Estoy sumamente agradecida al igual que sorprendida, ya que no hay distancias ni idiomas que impidan que nos visitemos aunque las dos hablamos poco nuestro idioma... gracias Google por tu traductor...

BACCI TANTI CHIARA!

lunes, 5 de enero de 2009

EL INFORME FORENSE

La vi frente a mí. Su mirada dura, hiriente, oscura. Su frente altiva. Nariz y mentón fuertes, determinantes. Su boca bien torneada de labios semifinos, apretados, en un rictus mezcla de desafío, amargura y desdén. La comisura elevándose hacia la derecha donde un mechón de pelo lacio, tupido y oscuro, ocultaba casi medio rostro. Lo despejó con enérgico ademán.

Respondía a mis preguntas, indiferente y breve:

-¿Porqué lo hiciste?

- Su vida no tenía sentido... respondió.

- Eso no lo puede decidir nadie - Dije.

- Yo sí - Contestó categóricamente.

- ¿Cuánto tiempo hace que pensabas hacerlo? pregunté.

Se encerró en un profundo silencio. Su mirada vagaba del escritorio a la ventana, de ahí al juego de lapiceros que tenía ante sí. Se detuvo en el cenicero de acero inoxidable, allí la podía ver nuevamente, su rostro se reflejaba hosco, imperturbable. Le pregunté si quería fumar. Su respuesta fue breve:

- No fumo -

- ¿Nombre y apellido?

- Coseta Fiorentino

- ¿Edad?

- Cuarenta años -

- ¿Nacionalidad?

- Italiana

- ¿Estado Civil?

- Casada con dos hijas.

Su rostro cambió de expresión, dulcificándose resignadamente. Sus ojos se entrecerraron su boca perdió el rictus duro y desafiante cuando dijo:

- No lo pensé. Ella me lo pedía con los ojos todos los días... Sólo unas dosis de más y su sufrimiento terminaría. Ahora sé que está en paz.

Se hizo un gran silencio. Volví mis ojos al informe que tenía ante mí:

Coseta Bianculi de Fiorentino, edad 78 años, fallecida el día 30 de junio de 2002.
Hora del deceso 23,30.
Muerte por sobredosis de calmante.

Seguí leyendo los detalles del caso mientras ella se retiraba, hombros, ojos, boca y porte vencidos. El pelo caía ocultando su cara. En la oficina se respiraba un raro halo de compasión, piedad, injusticia y solidaridad no muy comprensible pero tristemente compartidos.

El juicio se celebraría en pocos meses.

Cerré el expediente y lentamente lo archivé en la "F".

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...