sábado, 15 de febrero de 2020

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 19


Otra  cultura y otras costumbres. Sólo el viajero y aún más el migrante saben qué difícil es la inclusión en un mundo diferente. Aunque para el viajero es más fácil pues tiene un panorama enriquecedor pero breve donde generalmente se ve lo bello del paisaje, lo exótico o abundante de las comidas, el colorido de la ropa del lugar, los modos y modismos que pueden coincidir o no con los suyos, la experiencia de viajar recorriendo a vuelo de pájaro algunos sitios pintorescos y que, generalmente, tiene disponibilidad económica además de la facilidad que le traducen un idioma que no es el suyo. Sólo evalúa parcialmente esa mini adaptación a la que estuvo expuesto por pocos días así que el resultado casi siempre es muy satisfactorio incluídas las fotos del recorrido elegido. Diferente es la situación del migrante y aquí englobo tanto al emigrante como al inmigrante que  ya sea por elección o por necesidad tiene que afincarse mayor cantidad de tiempo en otro país, sepa o no el idioma y que por lo tanto tendrá que acostumbrarse a todo descontando que se pueda y deba financiar por un tiempo. Muy complicado querido papel, difícil para algunos, fácil para otros, según la capacidad de adaptación del individuo. Tú no eres nada difícil papel,   acoges mis letras sin más y por eso te agradezco.
El desarraigo aunque sea esperanzador siempre es algo traumático y si es por huir de situaciones caóticas suele serlo mucho más. Exige adaptarse a costumbres, modismos, comidas si las hay, vestimenta, habitación, horarios y en muchos casos a aprender un idioma distinto y qué no decir del extrañar la familia y la propia tierra. También necesita la documentación necesaria para residir o para avalar conocimientos que harán falta para encontrar un trabajo, y la posibilidad de acceder a él ya que tanto idioma como idoneidad son necesarios sin ninguna duda.  Ni que hablar de los que emprenden ese viaje de manera incierta y peligrosa pues no hay garantía de llegar al destino elegido y que ya de por sí les insume un gasto, sin garantía de arribo. Hoy día en que todo el mundo se traslada son muchos los inconvenientes que se plantean para el migrante ya que en algunos casos tampoco es bien acogido por la discriminación y prejuicios que existen, sean reales o no, siendo  confinado en guetos. Ya hay poca tolerancia entre los propios habitantes de un país, sea por causas raciales, políticas o de status social imagínate querido papel en caso de inmigrantes donde todas estas causas están generalmente juntas. El tema es largo y arduo, a algunos les va bien por mérito propio, a otros más o menos porque saben adaptarse a lo que la realidad le plantea y otros subsisten generalmente explotados en talleres, venta callejera o la propia venta de sí mismos y muchos quedan hacinados en tiendas de campaña. Cabe decir que la necesidad los hace emigrar, pero también es un problema de educación de lo que haría falta mucho papel para explayarse. Duro, doloroso papel, apena que la tan remanida “globalización” no dé cabida a tanta gente que seguramente es tan valiosa para su propio país como también en otros destinos.

miércoles, 5 de febrero de 2020

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 18


    Hola papel primera conversación del 2020... 
    Noche calurosa y no será la primera. El día también fue caluroso en extremo. Agobia la humedad de Buenos Aires que incrementa la sensación térmica. Brisa caliente del Norte que es mucho decir en este hemisferio. El acondicionador continúa incesante en su goteo, arroja agua fresca y destilada. Noche de insomnio, aun así, hay una acumulación de sed y agotamiento. Tal vez una infusión de tilo me relaje, sensación de hambre no colmado de día ya que no apetece más que frutas y ensaladas y algún huevo duro. ¿Qué puedo hacer además de escribir?  Ayer removí un poco la tierra de algunos macetones puse un poco de abono para suplir los nutrientes que eliminan. La tierra se endurece por tanto sol y viento caliente y el agua penetra apenas y se evapora en la superficie. Eso se aprende mirando y experimentando, total, lo que me sobra es tiempo…  Al atardecer, ya las había regado pero ahora en un acto de amor, sí, de gran amor en este momento subo a la terraza y les doy otra vez agua fresca antes que despunte el sol de la mañana. En el silencio de la madrugada riego las plantas con esa agua fresca y destilada. Buen uso para no desperdiciar tampoco ese agua. Imagino que el jazmín y la madreselva floridos me agradecen, aunque soy yo la agradecida por su generosidad, por tanta flor y aroma.  Lo hago con cuidado no vaya a ser cosa que me caiga y se arme lío con la familia que lógicamente duerme plácidamente.De paso mis miedos y aprensiones para hacerlo desaparecen, no hay que perder la práctica y hacer las cosas tanto de día como de noche.  Vuelvo a la cama con mi taza de tilo que ya habrá entibiado y seguramente me ayudará a descansar. ¿Que te parece papel? Soy afortunada por tenerte y poder volcar mis confidencias locas que estoy segura pocos entenderían. Hasta otro día papel y gracias por recoger mis letras.

jueves, 30 de enero de 2020

HOY PRESENTO UNO DE MIS EXTRAÑOS CACTUS

Los invito a "clikear"  en la dirección  que pongo, ya que fue hecha hace algunos años y este cactus no volvió a florecer desde entonces.

Añoro la emoción que me causó verlo, ya  se imaginarán porque al verlo:

Les  presento al selenicereus-grandiflorus-caribe


domingo, 12 de enero de 2020

AÑO VUEVO PC NUEVA



Mis conversaciones con el papel cambian un poco, se transforman como tuve que transformar en estos días mis gustos y decisiones. Saben por anteriores que llovió mucho. Entre tanto, terminó el año, comenzó otro, renovamos propósitos pero… Siempre hay un pero. Más tormentas y agua a granel, truenos, relámpagos, rayos ¡Y que rayos! Uno especialmente que hizo vibrar la casa y todo con ella incluida yo. Cayó tan cerca que la zona quedó sin luz sin comunicaciones, aparatos descompuestos, teléfonos con escasa batería. En fin que estamos tan acostumbrados a la tecnología que hubo desorientación sin ella. El ordenador, viejito él no resistió. Principio de Enero todos prácticamente de vacaciones, no hubo repuesta a reclamos tampoco a comunicación con técnicos. 
Verano, pocos ciber abiertos en la zona, así que querido papel y amigos, desistí de escribir y de visitarlos. Sepan disculpar mi ausencia. Hoy  bolígrafo en mano y superado el trauma me reúno con vosotros. Te cuento que recorrí buscando precios en Notebook y PC. No me hallo con Notebook, así que compré una PC. Tendré que acostumbrarme a los cambios ya que el sistema operativo actual tiene algunas diferencias pero, he aprendido tanto en mi vida que ya verás papel, algo más que aprendo en este sentido.
Creo que este año me quedo sin viaje aunque recorreré por aquí y buscaré recreaciones que insuman poco gasto ya que para pasarla bien no es necesario gastar.
Que nuestra vida sea feliz en este 2020. 
366  días saludables, responsables y armoniosos.
Renovarse es vivir amigos…

miércoles, 25 de diciembre de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 17


FELIZ NAVIDAD papel! Aquí estamos tú y yo a solas festejando una nueva Navidad. 2019 se está acabando y queda el gustazo de la NOCHE BUENA, que fue muy buena. Abrazos, besos, buenos deseos, llamados, mensajes, comida, postres, pan dulce, brindis varios, todo lo que apetece y se disfruta con familia, parientes, amigos. En fin papel, mucho grato al corazón y las emociones. Somos eso, pura emoción, más emoción que razón papel, por eso el raconto contigo para incluir más amigos y más emociones desde cerca y desde lejos. ¿Qué se puede agregar? La emoción siempre desborda en estos momentos para bien, para reencontrarse con uno mismo y con los demás. Nada hay para mal, todo es amar al prójimo, perdonar, dejar de lado diferencias aunque siempre hay algo en el fondo que se oponga a ello. Es difícil para algunos pero hay que aprender… Se aprende llegando al final. ¡Qué lástima papel, aprenden más rápido los animales que nosotros! Esto no es un reproche, al dejar de lado la emoción, la razón vuelve con sus embates y así anda el mundo y nosotros bailando a su compás. No te quiero agobiar papel, hay que prepararse para dentro de una semana en que volveremos con los votos de castidad y cariño, de empeño e ilusiones. Eso espero papel que tanto tú como yo, como todos los que me rodean hagan sus mejores votos a cumplir en el 2020 y que se cumplan en gran parte. Como esta va a ser nuestra última conversación de este año, te deseo  FELIZ AÑO NUEVO PAPEL… FELIZ AÑO NUEVO QUERIDOS AMIGOS DE ESTAS LETRAS…
Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

miércoles, 11 de diciembre de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 16

Hola papel me extrañaste?  Estoy liada estos días, el calor hace que haga todo más lento. El fin de año que se aproxima implica más compromisos y salidas. El “solazo” y los primeros calores hacen que quede un poco cansada. Todo se remite a que el año también ha sido muy “revuelto” en política de aquí y de allá, de “revueltas” también por lo de mis vecinos latino americanos. Desmanes que generan tanto dolor,  tanta inquietud y tanta injusticia que hacen mella en mi ánimo, porque sé que algunos de mis amigos blogueros están sufriendo por ello. Así y todo para mí el balance del año es positivo. Hijos, parientes y amigos todos bien, yo no me puedo quejar, los análisis salieron todos bien, como dicen los médicos:  “Para su edad, está todo bien” Sabes papel eso te molesta como una patada en lugar sensible…  Algunos amigos y parientes  se fueron a su morada definitiva, otros están más pachuchos, otros con proyectos cumplidos, otros emprendiendo proyectos, en fin papel, es la vida, su vida, yo acompaño,  apuntalo, escucho y escribo papel, poco pero escribo, con pocas luces pero escribo. Bueno eso de escribir, escribir, ya ves solo lo hago en estas charlas informales donde vuelco mis sensaciones. Es bueno tenerte papel. Sigo siempre con mis plantas que están bellas y son generosas.


 También con la cocina  pero cada vez menos. Me cansa cocinar, primero porque hay que hacer malabares pues el presupuesto limita. ¡Ay papel, como cansa también eso! Fíjate que ayer hice un pastel de papas que quedó fabuloso… Te muestro… Antes de entrar al horno…

  Luego de salir del horno:

 Quedó rico, compartimos con ganas y mirá lo que quedó, apenas un tentempié para el día siguiente señal que estaba bueno.

 Tendría que escribir la receta para no olvidarme. Sigo en el taller de la memoria donde comparto con un encanto de amigas, el profe genial, no convencional pero muy estimulante:


 Estos días se comparte con diferentes grupos de amigos papel. También el de gimnasia:


 El de las amigas personales:


 Los festejos de despedida de alumnos primarios y secundarios: 


Como ves tengo motivos para ser feliz. Las fiestas van a ser muy sencillas en Navidades y  Fin de Año, no por ello menos cariñosas y emocionantes, pues se asume que las familias cada vez tienen más compromisos, cada vez se achican más  y las reuniones son más pequeñas. Bueno eso en mi familia, que somos cuatro, cinco si viene mi hermano, porque en las nuevas familias de parejas de divorciados, viudos todo se agranda. Hay más hermanos, hermanastros, padre y madre uno y dos y a veces tres. Abuelas y abuelastras, nietos y nietastros… Qué despelote papel! Pero siempre es bueno si hay cariño. Es un hermoso amanecer papel. El sol ya calienta más que entibia la terraza. La calandria  pasó por mi jardín como todos los días a las cinco a veces antes. Cantó  y se fue, pero sé que es temprano me doy media vuelta y me vuelvo a dormir. Puntual con mi horario de maestra incorporado en el despertador del cerebro me levanto a las 6,30 y aquí estoy con la firme resolución de dejar en estas letras un sincero saludo de: FELICIDADES, AMOR, PAZ, ARMONÍA Y BUENA SALUD PARA TODOS.

 Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra)  será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.


martes, 12 de noviembre de 2019

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 15


Hola papel, que diferencia de un día a otro y no es la lluvia torrencial que se desata a las tres de la madrugada lo que la provoca. Bienvenida lluvia a ver si  baja esta sofocante temperatura que ya anuncia un tórrido verano.  Esta primavera es extraña y cambiante, es  como la adolescencia adorable y molesta. Solo las plantas la entienden aunque son castigadas por ella. La lluvia comienza suave y prometedora pero inesperadamente se deshace en relámpagos y truenos para luego   alternar con calma y suavidad y vuelta a  arreciar con fuerza, con granizo, con torrencial potencia. Es gracioso que siempre que llueve así vienen a mi mente los versos a Sarmiento, poesía aprendida en la niñez cuando en la primaria se leía mucho y se leía poesía: “Llueve, del cielo plomizo muy rudas desatan, vencidas las nubes raudales de plata. Las iras del cielo el rayo que mata y los campos, solos, se cubren de agua” La poesía se llama "Presente" y el libro de lectura "Facetas" de cuarto grado era de Atilio Veronelli. Te lo contaba ayer papel, es una de cal y una de arena, “nunca llueve a gusto de todos” y creo que tengo que dormir papel. ¿Podré? El viento golpea las puertas quiere pasar, imperioso, ellas lo contienen pero tiemblan. Las puertas están cerradas, pero igual se estremecen, hay una rara consonancia con los corazones, siempre algo los conmueve y es inevitable porque los corazones están abiertos a todo y a todos. Gracias papel porque con tanto ruido natural y desmesurado tu me acoges, proteges, consuelas y acompañas. Al día de hoy solo falta agregar que la tormenta pasó que es un amanecer maravilloso, que todo brilla reluciente y reverdecido, que los pájaros cantan chapoteando en los charcos de la terraza llevando ramitas para hacer los nidos. Ya sé papel, ahora termina mi verborragia (linda palabra) será hasta la próxima y gracias por tu paciente escucha.

CONVERSACIONES CON EL PAPEL 19

Otra   cultura y otras costumbres. Sólo el viajero y aún más el migrante saben qué difícil es la inclusión en un mundo diferente. Aunque p...