viernes, 31 de julio de 2015

LA BLANCA PALOMA ( Remembranzas)



     Observo su vuelo desde mi ventana. Vuela de un lado al otro, errante, blanca, distraída. Picotea y vuela nuevamente hasta posarse en una rama del sauce llorón que se balancea apenas.
     Su  peso es leve, como mi suspiro añorando un parque en otro lugar, en otro tiempo,  en ese parque testigo de juegos, corridas, rondas infantiles…”Estaba la paloma blanca sentada en el verde limón..”
     Interrumpe mis pensamientos. Ya vuela nuevamente, ahora la rama del sauce se balancea más por el impulso de la partida, ella se va y mi pensamiento también.
     Me veo en otro parque donde otro sauce da sombra a la mesa del almuerzo, lejos, cruzando el mar, con otro clima, otra comida, otras costumbres… Con amigos lejanos… También hay una paloma blanca balanceándose en la rama de aquel sauce disfrutando el cielo azul del Norte.

     El Norte con su mar bravío, espléndido, que observaba desde una ventana de otro lugar con otras costumbres, con otra luna, donde palomas y gaviotas blancas paseaban en la arena, buscando, huyendo unas y persiguiendo las otras, planeando en vuelos cortos que al posarse en la arena dejaron en la orilla y en mi corazón sus inolvidables huellas.

Foto del blog: http://pilarysuscomplices.blogspot.com.ar/2012/04/sauce-lloron-parque-de-la-era-trobajo.html

martes, 21 de julio de 2015

UN VIAJE EN LA PALABRA



  Comunicarse con el mundo es hoy algo cotidiano, los distintos medios hacen  que la palabra viaje rápidamente. La técnica avanza cada día ampliando horizontes y por lo tanto la palabra se hace más importante.


   La palabra desde la antigüedad con sus signos representativos en cualquier idioma, desde los antepasados hasta los generadores encriptados,  los jeroglíficos, el sistema morse, la taquigrafía, el sistema de sordos o ciegos, matemáticas, ciencia y música y hasta la misma pintura, todos ellos con su simbolismo, viajan  a través del mundo a la par de la literatura y los medios de comunicación.


  La palabra es bella y también imprescindible, nos eleva y nos derrumba, embellece y horroriza, aturde y aplaca, no se puede acallar, clama, exige, ruega y denosta, es cruda y amorosa, une y separa,  es fuerte y también es frágil, puede romperse fácilmente…


  La palabra recorre distancias en  innumerables vocablos, signos, dialectos e idiomas y aún sin expresarse hablada o escrita se hace comprensible entre los humanos con la elocuencia de gestos y miradas.


  ¿Creéis  vosotros que si Eva hubiera interpretado bien las palabras  hubiera ofrecido  su manzana  a Adán? ¿O acaso sería que los dos entendieron y no les interesó darse por enterados?


  Bien dijo Francis Bacon de la palabra escrita:


     “El leer hace completo al hombre, el hablar lo hace más expeditivo, el escribir lo hace exacto”

HUMANO EN SILENCIO

Digo, siento, pienso, repienso, condigo, consiento, disiento. Me quedo en silencio. Todo eso hago igual a lo que los otros hace...