martes, 18 de agosto de 2015

DUELEN LAS VUELTAS



Vueltas y vueltas, sacudidas oscuridad agitación ruido, monocorde ruido.
Cinco, cuatro, seis, dos, uno y vuelta, vuelta a dar vueltas, no hay atisbo de cuerpo, de mi cuerpo, de mi mano que en un momento fue parte, agitando, volteando.
Seis, uno, tres, cinco, dos y no estoy, no soy, doy vueltas y vueltas en la oscuridad, ahora vuelvo a voltear  y caigo.
Uno, uno, tres,  uno, cinco, es otra mano la que agita, me retuerzo doy vueltas y más vueltas, pero no me encuentro, no soy.  Soy sólo números,  escindido, separado, desmembrado.
Cinco, seis, cuatro, tres,   dos, caigo, giro resbalo me asomo, miro desde dentro  nadie me ve, grito, nadie me oye,  nadie me ayuda.
Dos, dos, uno, cuatro, cinco, todo sigue igual, me duele cada parte que hace ruido, que se golpea que se sacude agita y cae rodando, rodando, girando,  girando, golpeando  y  duele, duele.
Otra vez oscuridad, agitación, ruido, monocorde ruido.  
Otra vez, otra vez… Una vez más, una vuelta más…
Uno, uno, uno, uno, uno, soy yo que vuelvo, soy Uno, me agito, regurgito, grito, miro, toco, sé que soy yo, que soy Uno, Uno, Uno, Uno, Uno.
Unidad invisible e indivisible que aún corpórea, da vueltas y vueltas, se agita, cae y recae, se retuerce escindido,  rodando, girando golpeando como si  siendo Uno no hubiera atisbo de cuerpo.

Duele, duele seguir atrapado en este juego que no me suelta que se hizo dueño de mi. Soy Uno que sigue atrapado en este cubilete purgando el pecado de todos los jugadores del mundo.



¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...