jueves, 22 de julio de 2021

VOY Y VENGO...

 

DIOS SABE LO QUE HACE

     Pasó el 9 de julio, pasaron los festejos y hubo un descanso hasta los dos últimos partidos  de la Copa América.

     Más festejos… ¡Y qué festejos! Mucha gente, seguro más contagios, en fin, imparables festejos y reclamos. Algunos por el futbol, otros por la situación económica precaria en que se vive y los más en fiestas clandestinas... Desahogo por tanto penar de la gente.

     El país entero se engalanó de banderas argentinas, de abrazos y de gritos, de cánticos alegres, ardorosos, desmedidos y en algunos casos más que desmedidos. Miles de formas de expresión donde no hubo distinción de clases y ¡Al fin! tampoco de grietas políticas o politiqueras.

     Durante toda la copa extrañé a mi amigo chileno Esteban Blog, tan equilibrado en sus comentarios que por eso mismo daba gusto leerlo y con el que compartíamos opiniones. De algo estoy segura, partió en el momento justo y en momentos felices junto a los suyos. Hubiera sufrido mucho por la pandemia en su país.

     Siempre hay una de cal y una de arena, el dicho es oportuno cuando pasan cosas así.

     La vida es un ir y venir por momentos alegres y no tanto. Hace años, muchos años había un teleteatro unitario que se llamaba: “Dios sabe lo que hace” Era muy interesante, actores excelentes que ya partieron, especialmente su protagonista Raúl Rosi, pero para mí fueron inolvidables sus actuaciones y situaciones.

     Siempre me repito “Dios sabe lo que hace” tanto en situaciones difíciles como en situaciones felices. Este es uno de esos momentos en el que hay que acompañar y enfrentar noticias insólitas, sorprendentes, dolorosas a veces y también incomprensibles que rompen la rutina a la que estábamos acostumbrados.

     Pues no hay que acostumbrarse a nada, todo cambia en segundos, no ya en minutos ni en horas pues todo te sorprende con algo que no hubieras imaginado.

     A pesar de todo, hubo nacimientos en la familia, renovación y cambio positivo en todos. Hubo cumpleaños y abrazos virtuales, hubo mejoras en algunas casas. En fin, hubo cambios sustanciosos en todos y no se puede dejar de festejar, de eso se trata, de seguir adelante.

     En mi vida siempre hubo cambios, pues a seguir en ello con fe, empuje y esperanza.

     Como ven: Voy y vengo... imposible evitar volver.

     Ahora sigo con mis vacaciones.


miércoles, 7 de julio de 2021

VACACIONES DE INVIERNO

 

  Se puede decir que me tomo unas vacaciones de invierno, sin esquíes ni paseos, reprogramando los gustos porque dada la situación hay que hacer una elección inteligente o sucumbir para poder sobrellevar este aislamiento necesario.

      Dejaré el teclado por un tiempo, no me gusta copiar y pegar y mi creatividad está en reposo al igual que paseos e intercambios amistosos, cercanos y lejanos.

     La cámara reposa, todo se acomodará algún día, eso espero.

     La semana que viene después de esperar casi 4 meses me citaron para la segunda dosis de la SputnicV. No sé cuánto de efectivo será, pero es lo que hay.

     Dicho todo mi sentir interrumpo aquí hasta Septiembre. Espero que con la llegada de la primavera haya un pequeño parate con los contagios y así poder tomar un impulso para continuar con el blog.

     Un café recién molido vendrá bien con este tiempo lluvioso y frío, muchos preferirán algo fresco verdad? Todo es bueno cuando se comparte.

     Les dejo mis mejores deseos de salud y armonía y los saludo cariñosamente.


   

¿QUÉ SIENTE ESA SEÑORA QUE SE HIZO MAYOR? ... 9

 ¿Qué siente esa señora que se hizo mayor sin darse cuenta?  Piensa que la vida es cambio y sigue cambiando. Su nieta Rocío comenzó la mudan...