DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO (Argentina 1811 - 1888)

Recuerdos de provincia (fragmento)

"Las publicaciones periódicas son en nuestra época como la respiración diaria; ni libertad ni progreso, ni cultura se concibe sin este vehículo que liga a las sociedades unas con otras y nos hace sentirnos a cada hora miembros de la especie humana por la influencia y repercusión de los acontecimientos de unos pueblos sobre otros. De ahí nace que los gobiernos tiránicos y oriundos necesitan, para existir, apoderarse ellos solos de los diarios y perseguir en los países vecinos a los que pongan de manifiesto sus inseguridades. "

sábado, 12 de enero de 2008

LA CIUDAD...

Ciudad. Edificios cuadrados. Rectangulares. Grises apuntan al cielo azul.

Vuela una paloma gris.
En su pueblo las palomas son blancas.
Aquí ulular de sirenas.
En su pueblo lo despiertan las campanas. La bandera roja azul y blanca ondula. Sus estrellas son inamovibles de día y de noche, con sol o con lluvia.
Es el símbolo del nuevo mundo.
Representa la prosperidad y el bienestar.
Pero es solo eso: una bandera.

La desolación invade su cuerpo en forma de frío.
Hoy es un día diferente. Tiembla.
Su mano se cierra sobre la apretada chaqueta y sobre el ruido de las tripas vacías.
La otra mano se aferra a la desnudez del arma, acerada, fría.
Hoy no va con el rebaño de desocupados, camina sobre el puente cargado de coches blancos, azules, rojos, metalizados, apiñados, veloces.
El agua no llega a reflejar su cara asomando por la maciza estructura metálica.
Mira hacia la ciudad que parece más gris.
La bandera ondea indiferente.

Al fin es solo eso: una bandera
El revolver también es frío, hiere antes de herir, lastima antes de gatillar.
En el aire palomas y gaviotas grises.
Los autos aminoran, el tráfico se congestiona. La gente gesticula
Es la hora, el arma pesa y sus tripas se siguen retorciendo.
Lo sobresalta una paloma blanca que vuela rasante sobre su cabeza.
Ciudad. Edificios cuadrados. Rectangulares. Grises apuntan al cielo azul. Hoy no va con el rebaño de desocupados, piensa.

Hoy soy libre.

¿Libre para qué?

Mira hacia la ciudad que le parece menos gris.

La bandera ondea indiferente.

La lucidez vuelve.
De pronto su pensamiento se tiñe de esperanza.

- ¡Regreso a mi pueblo! – dice tirando el arma hacia el agua que no alcanza a reflejar su cara. Gira rápidamente y se encamina decidido hacia el verde.

10 comentarios:

Xesca dijo...

Muchas veces vemos todo tan tan gris, y es complicado darnos cuenta de que tal vez hay otros colores que siempre están ahí aunque no los veamos con la misma facilidad. Ese puntito de esperanza que aparece de pronto, por un gesto, una imagen o esa dulce paloma en vuelo rasante.

Creo que es muy importante no perder ese toque de color que nos empuja a continuar adelante.

Josefa dijo...

Gracias por tu comentario.
Me gustaría poder escribir como lo haces tu. No soy de las que se callan muchas injusticias, que no me gusta callar pero me falta saber describirlas como lo has hecho tú en el comentario que has publicado en mi blog.
Besos.

Josefa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Psicodeliazombie dijo...

Genial me ha gustado mucho tu blog y tus escritos... pasare seguido a leerte...!!!

David|Lanke dijo...

Gracias por tu visita, te la agradezco.
Interesante.. una argentina residiendo en la coruna... muy buena!
Me gustó la estructura de tu blog, felicidades!
Te visitaré desde Monterrey, México!

Soraya dijo...

Todo pasa, eso es lo bueno, el tiempo juega un papel tan importante en nuestras vidas, y tambien nuestra predisposicion, a querer sacarnos la mala onda de dentro de nosotros mismos. Muchas veces debemos cogernos de una lucecita al final del tunel para seguir adelante.

Un abrazo,

Soraya

PIER BIONNIVELLS dijo...

si... aunque parezca mentira el tiempo siempre hace mella en nuestros sentimientos.. yo tengo mis dias grises.. y se que van hacer malos.. pero a veces veo un cielo con tonos verdes y me digo hoy es mi dia.. y si lo es...

abrazos..

TEA CUP CLUB dijo...

Gracias por tu comentario, esperamos leerte siempre por casita, ya sabes que tendras una tacita de te especial para ti

Besos

Veronica

CONSUELO dijo...

Rosa María,
prefiero la tranquilidad
serena del campo donde
se aprecia la belleza de un atardecer y del amanecer
acompañado del canto de
las aves.
Prefiero el sonido agradable
de la lluvia que cae sobre
las ojas de los árboles y
el aroma de la tierra húmeda.
Es fascinante.
FRATERNALMENTE.

RosaMaría dijo...

XESCA,JOSEFA,PSICODELIAZOMBIE,DAVIDLANKE,SORAYA, PIER BIONNIVELLS,TEA CUP CLUB,CONSUELO:

Gracias a todos por describir las sensaciones que les causó este breve y especialmente por visitarme, como ven voy atrasada en contestar. "Más vale tarde que nunca"