lunes, 26 de febrero de 2018

LO QUE EL SILENCIO DICE


Le Passage -Kay Sage - 1956

Amistades, familia, naturaleza, pintura, música, silencio, decoración, escritura, juego, ocupación, silencio,  viajes, comidas,  silencio.

Todo es un arte que hay que emprender para desarrollarse, descubrir, brindar, y tener momentos de crecimiento cuando estamos a solas.


No creo en la compulsión excesiva hacia una actividad, creo que siempre se impone una pausa, un silencio, para asimilar la oportunidad de aprendizaje que brinda cada cosa que hacemos.

El relato repetitivo de cosas que realizamos o anécdotas vividas no asevera que dicha realización o recuerdo sean totalmente ciertos, pues el relato siempre tendrá pequeños cambios que imaginamos y que nuestra fantasía agrega tanto para enriquecerlo como para borrar algo que no nos gustó en su momento. Tal es el caso de un cuento relatado a un niño que espontáneamente dirá “Eso no es así”


Amistades y familia son referentes ideales para reconocer en cada uno cualidades o defectos propios que se pueden limar o eliminar siempre que tengamos la suficiente modestia  como para hacerlo. Un gran esfuerzo para nuestro ego, nuestra vanidad y cierta autosuficiencia propia de todo Ser Humano. Una gran oportunidad para disfrutar de la vida en compañía de los otros.



La Naturaleza con sus cambios continuos, nacimiento y muerte nos da lecciones aplicables a la vida misma. Tanto el mundo vegetal como el animal muestran costumbres, intolerancias, adaptaciones, intercambios, amor, y ejemplos a los que generalmente no vemos como propios, pero que son inherentes a todos.
 
El tango en París - Raúl Soldi  1963
La pintura al igual que la música nos brinda la posibilidad de expresión ya sea que sepamos pintar,  interpretar o no, admirando o rechazando obras que nos llegan más que otras al contemplarlas o escucharlas. Somos sensibles a ellas no porque las comprendamos sino porque llegan a la emoción, al corazón. Es una comunicación universal con el otro, con la época en que fue realizada, con el contexto en la que se concibió o simplemente porque expresamos: Me gusta.
 
Guayasamín  -  Manos de protesta

Y cuando llega el silencio, es difícil llenarlo, pero también puede ser enriquecedor pues promueve cambios al que pueda percibir lo que el silencio dice.

Decoración, escritura, juego, pienso que sus contenidos son los mismos, somos libres de crear aunque haya reglas que respetar y límites  que a veces cruzamos con la imaginación y  por imposición de la propia creación que a veces no tiene límite.
 
Michael Cheval
Ocupación,  placentera o no tanto pero imprescindible, es parte de la disciplina que impone el diario vivir y la subsistencia. Hace a la realización de la persona pues ocupa el tiempo, y a veces mucha parte del tiempo, en aras de obtener lo necesario y lo innecesario y sobre todo de desarrollar saberes, especialidades, habilidades y cualidades para bien propio y/o de los demás.

Y cuando llega el silencio, se evalúa lo realizado, se mejoran las tácticas y recursos para dicha ocupación pues promueve cambios al que pueda percibir lo que el silencio dice.
 
Paseo marítimo -   La Coruña  

Viajes, comidas, paseos por el exterior y el interior de uno mismo, para poder reconocernos y reconocer a los que nos precedieron por sus costumbres, lengua, escritura, ritmos, vestido, sabores, olores, colores, arquitectura, y  para repensar en cuanto a que no somos diferentes, sino que las circunstancias, el medio  y los distintos momentos de la historia marcan rumbos que no son los nuestros pero que son todos respetables. Viajes y comida sirven también para valorar la adaptación a los diferentes lugares en los que tuvieron que desarrollar sus vidas los pobladores de cada lugar. Creo firmemente que los viajes deben servir para eso y para acrecentar nuestro poder de adaptación al medio y al crecimiento personal.

Y cuando llega el silencio, se disfruta lo visto y la comida, se repasan las imágenes y se recuerdan las personas que conocimos seguros de que esa experiencia seguramente promovió cambios, al que pueda percibir lo que el silencio dice.

12 comentarios:

Mari-Pi-R dijo...

Has nombrado todas las actividades en las que uno se pueda ocupar y desarrollarse en ellas, con ellas uno se complementa y se ocupa, con lo cual menos tiempo tiene a las criticas y mal juzgar a los demás.
Un abrazo.

RosaMaría dijo...

MARI-PI-R: Gracias por visitarme, estuve por tus blogs, una recorrida enriquecedora para mi espíritu y mi saber. Un beso y buen fin de semana.

Senior Citizen dijo...

Cuando nos encontramos en la recta final de la vida, más que elegir o repensar lo que elegimos, son las circunstancias las que eligen por nosotras.

Josefa dijo...

Precioso escrito
Solo me gusta el silencio cuando estoy repasando los blog. Es todo un placer leer cosas tan bonitas e interesantas de los compañeros@ blogueros. Para mi es como si leyera el mejor libro.
Rosa Maria recuerdo tus comentarios en mis primeras publicaciones.Ya hece tiempo.
siempre me ha encantado pasar por aquí.
Un abrazo.

nélida dijo...

Silencio. Tan necesario. Nos aboquemos a él, de tanto en tanto para degustar, olfatear y sentir lo que nos ha dejado el transcurrir de un día.
Muy bueno RosaM.
Abrazote

RosaMaría dijo...

SEÑOR CITIZEN: muy cierto lo que dices. Ahora mismo llego de Mar del Plata donde vacacioné unos día y también tengo atesorado buenos momentos. Gracias por tu visita. Abrazo
JOSEFA: querida amiga, estoy remolona para visitar pero siempre lo hago, gracias por venir para mi también es placentero seguir los blogs amigos porque hay mucha coincidencia en el decir y pensar Besos y hasta prontito.
NÉLIDA: Esta vez me fui para el sudeste, visitando familia y recorriendo lugares, fue muy placentero porque por lo menos escapé un poco del calor de Buenos Aires, precisamente hoy el cambio me dejó cansada, pero no pude dejar de escribir y agradecer las visitas. ahora tengo más para recordar con gusto, olfato y sentidos lo que viví. El mar estaba precioso. Besos y hasta pronto.

esteban lob dijo...

Una pausa, instantes o minutos de silencio, no solamente son útiles, sino necesarios en cualquier actividad...hasta el momento del silencio eterno.

Abrazo.

Tawaki dijo...

Son muchas las cosas que nos traes en esta entrada. Me traen a la cabeza la forma de actuar de un bebé que se enfrenta constantemente a experiencias nuevas, que todo lo toca o se lo lleva a la boca, pero que luego necesita dormir mucho para asimilar lo aprendido.

Los adultos hacemos algo parecido. Vivimos compulsivamente, a un ritmo que no permite que las ideas se asienten, compartimos nuestras experiencias con familia y amigos, leemos, viajamos y echamos muchas horas en el trabajo, pero es cuando estamos solos, cuando nos miramos con aire crítico frente a un espejo, cuando reflexionamos, cuando realmente aprendemos. Y como el mundo cambia, como nuestras circunstancias mudan, nosotros tenemos que ir con ellas y adaptarnos constantemente.

RosaMaría dijo...

ESTEBAN LOB: muy cierto, y hasta parece que a esta altura necesitamos esos silencios para equilibrar todo lo que tenemos que asimilar para estar por lo menos, un poco al día. Beso
TAWAKI: Todo lo que pones es bien cierto, pero no imaginas el cansancio para asimilar, así que cuando me miro en el espejo, sin aire crítico, me sonrío y me digo calma, lo estás haciendo bien, sola o acompañada hay que seguir en el camino sin pre-ocuparse ni apurarse. Beso

TORO SALVAJE dijo...

Me da mucha envidia tu inteligencia emocional.
No sé si eres consciente de ello pero en todo lo que escribes se detecta un equilibrio y un orden que transmiten confianza, seguridad, sensatez...

Leyéndote hasta me dan ganas de volver a viajar... yo que siempre digo que hoy en día no se puede viajar en condiciones ya que todo está atestado de turistas.

Besos.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Pausas silenciosas que son muy necesarias para conservar la paz espiritual.

Un abrazo.

RosaMaría dijo...

TORO SALVAJE: En realidad soy bastante inconciente, pero lo que pones me da una cuota de confianza que una pierde con la edad. Es bueno tener blog pues es bastante difícil tener este tipo de reflexiones frente a frente con amigos. El apuro mata las buenas conversaciones.
Siempre hay una playa donde uno pueda encontrarse con el silencio y el mar, por lo menos por aquí donde las playas son a lo largo del Atlántico. Besos
RAFAEL HUMBERTO LIZARAZO: y qué lo digas, imagino que tu encuentras muchas pues tus canciones y poemas transmiten paz y alegría aunque cuenten lo cotidiano de la vida. Beso amigo

DELIRIO

Delirante y loco golpea une, despide En su cono vertiginoso escupe ideas Inocentes cosas, inocente gente, inocentes árboles, ...